París se llena de besos en defensa de la libertad sexual y el respeto a la diversidad