Los países del euro se comprometen a limitar las ayudas a los más vulnerables en 2023