Uno de los puestos móviles para la vacunación que se han habilitado en Tel Aviv y otras ciudades israelíes. / efe

Israel reabre su frontera a todos los viajeros vacunados contra la covid

Las autoridades cambian de estrategia sanitaria debido a la alta cifra interna de contagios por el fuerte avance de la variante ómicron

MIKEL AYESTARAN Jerusalén

La frontera de Israel vuelve a estar abierta para los turistas de todo el mundo que estén vacunados contra la covid-19 y tengan una última dosis en los últimos seis meses. El Gobierno de Tel Aviv cerró el acceso al país en noviembre para intentar frenar la entrada de la variante ómicron y estableció un sistema de semáforo con países en rojo, naranja y verde, pero poco más de un mes después cambia de estrategia.

Sin embargo, las autoridades hebreas han constatado ahora que ómicron ya está dentro del país. De hecho, marca cada día cifras récord de infectados por coronavirus y enfermos graves por lo que los responsables israelíes consideran que el cierre de fronteras ha perdido su sentido.

Los viajeros que decidan viajar a Israel tendrán que hacerse un test PCR 72 horas antes de volar o bien una prueba de antígenos en las 24 horas previas. Asimismo, nada más aterrizar se someterán a un nuevo test PCR en el aeropuerto de Tel Aviv.

Como en el resto del mundo, ómicron marca cifras nunca vistas hasta hora de contagios con más de 18.000 al día y el número de enfermos graves se ha triplicado en los últimos 18 días hasta llegar a los 205. Ante el colapso de los centros de análisis, las autoridades israelíes han optado por limitar los PCR a los mayores de 60 años y a los grupos de riesgo, el resto de la población tendrá que conformarse con los test de antígenos en casa.

Cuarta dosis

El Estado judío fue el primer país en comenzar a vacunar a su población y en estos momentos ofrece ya la cuarta dosis a los mayores de 60 años, pero el proceso de vacunación no avanza como le gustaría al ministerio de Salud y hace tiempo que no es líder mundial en esta materia.

Los últimos datos oficiales reflejan que un 14% de los israelíes mayores de 20 años no se ha vacunado, mientras la inmunización infantil no termina de convencer a la mayoría de padres y cerca de un millón de ciudadanos han optado por no ponerse la tercera dosis. Alemania, España, Italia, Grecia o Austria tienen hoy día un porcentaje de población vacunada con la pauta completa superior a Israel.