Las autoridades han bajado hasta los 16 años la edad de vacunación y no descartan seguir haciéndolo. / REUTERS

Israel, en alerta por el «preocupante» aumento de casos de coronavirus infantil

Los contagios en menores de dos años se han disparado de 400 a 5.800 en menos de tres meses, algunos con síntomas graves

MIKEL AYESTARAN Corresponsal. Jerusalén

Expertos israelíes de la Asociación Pediátrica alertaron del «preocupante crecimiento» de los casos de coronavirus infantil en los últimos meses. Según cifras obtenidas por el portal Ynet en noviembre se habían registrado 400 casos de menores de dos años infectados y esta cifra se ha disparado ahora a los 5.800. El profesor Ammon Zung, director de pediatría del Centro Médico Kaplan, declaró que «afortunadamente, la mayoría pasa la enfermedad de forma leve, aunque hemos visto casos de fiebres muy altas y dificultad respiratoria que nos han obligado a ingresarles en cuidados intensivos».

Los judíos ultraortodoxos y los árabes israelíes son los que más hijos tienen en el país y al mismo tiempo son los grupos con índices de contagio más elevados. «Este es uno de los factores que explica el alto número de niños infectados», apunta el profesor Lev Leshem, del Sheba Medical Center (SMC).

Las autoridades han bajado hasta los 16 años la edad de vacunación y no descartan seguir haciéndolo. El doctor Boaz Lev, asesor del Ministerio de Salud, declaró a la cadena BBC que para alcanzar la inmunidad de grupo hay que vacunar al 90% de la población y «eso no se puede lograr sin los niños». Pfizer ha comenzado las pruebas, pero aún no está claro cuándo será aprobado su uso con menores.

Sin respeto a las restricciones

Israel es líder mundial en vacunación, con más de 5 millones de dosis administradas, y vive un tercer encierro, pero los contagios no bajan y esto se debe, además del impacto de la cepa británica, a que importantes sectores de la población no respetan las restricciones.

El Gobierno instó a la población a acudir a los centros de vacunación ya que el ritmo se ha ralentizado. «No hay excusas, se tiene que vacunar todo el mundo», dijo el ministro de Salud, Yuli Edelshtein, que anunció la puesta en marcha de un certificado que permitirá a quienes se inmunicen poder viajar a Israel sin pasar cuarentena.

Tras el comienzo de la vacunación el martes gracias a las 2.000 dosis de Moderna facilitadas por Israel, el Ministerio de Salud palestino anunció la llegada de 10.000 vacunas Sputnik. Otros 50.000 antivirales rusos llegarán la próxima semana. Los palestinos contarán también con las dosis del mecanismo establecido por la OMS para ayudar a los Estados pobres.