Instalación nuclear en Irán. / REUTERS

Irán avanza en su desafío nuclear al aumentar el enriquecimiento de uranio al 60%

La cifra está muy por encima de la cota de 3,67% fijada por el acuerdo de 2015 para evitar que Teherán se hiciera con un arma atómica

DIANA MARTÍNEZ

La alerta se disparó este martes en la comunidad internacional después de que Irán anunciara el arranque de los trabajos para enriquecer uranio al 60%, muy por encima de la cota de 3,67% fijada por el acuerdo de 2015 para evitar que Teherán se hiciera con un arma nuclear. La Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI) confirmó que la producción ya ha comenzado en la central de Natanz, donde se ha inyectado gas en dos nuevas cadenas de centrifugadoras avanzadas.

El anuncio llega días después de que el Organismo Internacional para la Energía Atómica criticara a Teherán por no cooperar con la investigación sobre rastros de uranio hallados en al menos tres de sus instalaciones. Irán, por su parte, ha asegurado durante los últimos meses que podría llegar a enriquecer uranio al 90%, necesario para crear armas atómicas.

Estados Unidos expresó hoy su «profunda preocupación» ante el avance del programa nuclear iraní y también hacia la «mejora constante de sus capacidades de misiles balísticos». También condenaron la decisión el Reino Unido, Francia y Alemania. En un comunicado conjunto, los tres países europeos señalaron que esta ampliación no tiene «ninguna justificación civil» y «desafía al sistema de no proliferación» nuclear.