El nuevo fármaco de Biogen y Eisai frena el deterioro cognitivo producido por alzhéimer

ATLAS ESPAÑA

La farmacéutica estadounidense Biogen y la japonesa Eisai anuncian que su fármaco lecanemab ha mostrado ensayos clínicos que muestran que frena el deterioro cognitivo producido por alzhéimer. Los datos muestran que los pacientes que lo ingieren se han beneficiado entre 23% y 37%.La Asociación de Alzhéimer señaló que los datos confirman que el fármaco "puede cambiar significativamente el curso de la enfermedad" y pidió a los reguladores estadounidenses que aprueben la solicitud de la compañía para una aprobación acelerada.Sin embargo, este fármaco puede conllevar un riesgo de efectos secundarios graves como inflamación cerebral.Algunos pacientes experimentaron sangrado en el cerebro y cinco sufrieron macrohemorragias. Un síntoma relacionado con dos enfermos que recibieron el medicamento en un estudio de seguimiento.