Los musulmanes vuelven a peregrinar a La Meca

ATLAS ESPAÑA

La devoción vuelve a llenar La Meca tras dos años de pandemia. Ni el ardiente sol del desierto ha frenado la peregrinación a la ciudad más santa del islam. "No puedo expresar lo feliz que estoy. El coronavirus supuso una gran barrera para los peregrinos", cuenta Abed, que viene desde Yemen para acudir a esta celebración. Envueltos en túnicas blancas, comienza el primer ritual. Caminan en círculo alrededor de la Kaabbaa. Las oraciones de la multitud se mezclan con las ganas de cumplir con el rito de tocar la piedra sagrada. "Muchas gracias a Dios porque después de dos años lejos del Haj y los rituales extrañábamos la Gran Mezquita". Arabia Saudí ha vuelto a permitir los viajes extranjeros a la Meca, pero con limitaciones. Estrictos controles de seguridad, acceso restringido a peregrinos completamente vacunados o inmunizados de coronavirus y un acceso limitado a un millón de personas. Una cifra muy alejada de los más de 2 millones de peregrinos que acudieron en 2019.