El ministro británico David Frost. / reuters

La dimisión de su ministro para Europa debilita más al herido Johnson

El duro Lord Frost abandona la negociación del Protocolo irlandés y se presenta como posible líder de los disidentes conservadores

IÑIGO GURRUCHAGA Corresponsal en Londres

David Frost, ministro para las relaciones con la Unión Europea en el Gabinete británico, formalizó en la noche de este sábado su dimisión inmediata, tras la publicación por el 'Mail on Sunday' de que había acordado hace una semana su marcha con el primer ministro, Boris Johnson. El pacto entre ambos habría planeado el anuncio para enero, pero la filtración de su renuncia obligó a acelerar los pasos.

«Muchos dijeron que era imposible conseguir lo que logramos: poner fin a la turbulencia mediante la implementación del resultado del referéndum, una asombrosa victoria electoral, una salida de la UE que nos dio absoluta independencia como país sobre nuestras decisiones en el futuro y, finalmente, implementar el acuerdo de libre comercio más amplio del mundo y el único sin aranceles», dice en su carta un ministro nunca acusado de modesto.

Luego, el exdiplomático que estaba hasta ayer encargado de la negociación de reformas del Protocolo irlandés, que ha causado tensiones económicas y políticas en Irlanda del Norte, se alinea con los conservadores que se rebelaron la pasada semana contra medidas restrictivas para mitigar el impacto de la nueva ola de la pandemia y no ahorra más críticas al primer ministro.

«Usted ya conoce mis preocupaciones sobre la dirección por la que avanzamos.», escribe lord Frost. «Espero que nos movamos tan rápido como sea posible hacia donde tenemos que ir: a una economía empresarial, con regulaciones leves y bajos impuestos, en la vanguardia de la ciencia moderna y del cambio económico. Trescientos años de historia muestra que países que toman esa ruta crecen y prosperan, y yo confió en que nosotros también lo haremos».

Más allá de las cortesías habituales, la carta de despedida parece la señal de Frost para hacerse un hueco en la carrera para sustituir a Johnson como líder del partido. Popular entre los afiliados por su dureza en las negociaciones con la UE, se alinea ahora con la disidencia agrupada contra la política de la pandemia y en favor de un papel menor del Estado. El 'Mail on Sunday' afirma que también se opone al programa de reducción de emisiones de CO2.

Aislado

El viernes, Frost publicó una declaración tras su último encuentro con el negociador comunitario, Mareos Sefcovich, en el que proponía a la UE un acuerdo temporal en enero, que aplace las decisiones sobre los aspectos más complicados. El negociador británico del 'brexit' afirma en su carta de dimisión que es el momento adecuado para pasar el relevo a otros.

Hace diez días, un alto funcionario con papel destacado en estas negociaciones informó a corresponsales europeos que el Gobierno había renunciado a su petición de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea arbitre los posibles conflictos sobre la implementación del Protocolo. Downing Street lo desmintió, pero la marcha de Frost puede también tener relación con esa cesión sobre un asunto que hacía improbable el acuerdo con Bruselas.

Un Boris Johnson heridos por rebeliones, derrotas electorales e investigaciones sobre la celebración de fiestas supuestamente ilegales durante el confinamiento de diciembre de 2020 pierde ahora otro escudo para protegerse de numeroso sector de la afiliación y del grupo parlamentario, con notables representantes en el Gabinete, que no comparten el credo ecléctico de Johnson sobre la pandemia, la economía o la descarbonización.

Si Theresa May ya cometió el error de crear un ministerio específico para la negociación del 'brexit', Johnson pudo cometer otro con el nombramiento de un ministro para esa función. La decisión más lógica sería devolver ese rol al Ministerio de Exteriores. Pero la jefa del Foreign Office, Lizz Truss, tiene también ambiciones de sustituir a Johnson, es del ala neoliberal del partido y votó por la permanencia en la UE en 2016.

Temas

Brexit