Menores filipinos se vacunan rodeados de animales

ATLAS ESPAÑA

Decenas de menores de entre 12 y 17 años admiran a los elefantes, les hacen fotos y recorren el zoológico de Manila, en Filipinas. Un primer acercamiento a la fauna que les relaja y así cuando les llega la hora de vacunarse lo hacen de manera mucho más relajada. Es parte de la estrategia del gobierno local. Transformar el zoo en un centro de vacunación infantil, aunque también se aceptan adultos y ancianos reticentes. Porque las infecciones diarias por coronavirus están alcanzado récords impulsadas por la altamente contagiosa variante Ómicron. Hasta ahora, el país ha vacunado por completo a aproximadamente la mitad de su población, pero muchas áreas fuera de la región de la capital se están quedando atrás.