Los clientes de un supermercado londinense se protegen contra el coronavirus en pleno crecimiento de los contagios el pasado mes de enero. / Reuters

Londres teme un invierno difícil con la mutación más contagiosa del coronavirus

Las autoridades del Reino Unido tratan de acelerar la tercera dosis para combatir además la caída de la inmunidad en el primer país que empezó a vacunar

PAULA ROSAS Corresponsal en Londres

Científicos británicos han puesto en el punto de mira una nueva mutación de la variante Delta del coronavirus que se ha detectado en el Reino Unido y que podría ser hasta un 15% más contagiosa que la original. Por el momento se cree que no es responsable de la explosión de casos que vive el país —que roza los 50.000 diarios—, pero las autoridades temen que la caída de la inmunidad y la lentitud con la que se está administrando la tercera dosis, sumada a las preocupaciones por la nueva mutación, podrían enfrentar a los británicos a un invierno complicado.

La nueva mutación, la AY.4.2, también conocida como delta plus, es responsable ya de cerca del 10% de los casos nuevos que se detectan en el país y podría ser elevada a la categoría de «variante bajo investigación», momento en el que la OMS le otorgaría una letra del alfabeto griego, según señaló el director del Instituto de Genética del University College London, Francois Balloux, al 'Financial Times'. A pesar de que su mayor transmisibilidad preocupa, la delta plus no explica por sí misma el aumento de las cifras de contagios en el país, las mayores de los últimos tres meses.

El Reino Unido fue el primer país en iniciar su campaña de vacunación, en diciembre del año pasado, y, sin embargo, hoy cuenta con una de las tasas de infección por la covid más altas del mundo, muy por encima de las de otros países europeos. ¿Por qué? Los expertos apuntan a varias razones, una de ellas relacionada directamente con haber sido los primeros en empezar a vacunar: la inmunidad podría haber empezado a decaer. Se calcula que los niveles de anticuerpos que otorga la vacuna —o la misma infección— empiezan a descender a los seis meses de recibir la segunda dosis, así que algunos de los primeros en ser inmunizados podrían empezar a resentir un descenso en su efectividad.

Los adolescentes, un reto

En septiembre se empezó a administrar una tercera dosis de la vacuna entre los grupos más vulnerables, campaña que está tardando en tomar impulso y que, teniendo en cuenta las cifras de contagios, ahora resulta «crucial» acelerar, según ha reconocido Neil Ferguson, uno de los científicos que asesoran al Gobierno en su estrategia de lucha contra la covid. La protección frente a las variantes graves de la enfermedad sigue siendo alta, pero las hospitalizaciones y las muertes, aunque mucho menores que en las pasadas olas, van en aumento. La semana pasada se registraron 5.561 ingresos hospitalarios y 869 fallecimientos, un alza del 6,9% y del 11,4%, respectivamente.

La campaña de vacunación también se ha estancado, y el Reino Unido ya no figura entre los diez primeros países con más porcentaje de población inmunizada. El reto está ahora entre los adolescentes de 12 a 17 años, los principales vectores de contagio, a los que las autoridades empezaron a vacunar a finales de septiembre. Sin embargo, a diferencia de otros países europeos, solo los niños más vulnerables están recibiendo dos dosis, mientras que al resto solo se le administra una.

Actualmente, unos 209.000 niños (un 2,6% de todos los estudiantes) no están asistiendo a clase por motivos relacionados con el covid, más de la mitad de ellos por haber dado positivo, según cifras del Ministerio de Educación. El Gobierno quiere aprovechar ahora las vacaciones escolares de otoño, que comienzan la semana que viene, para dar un impulso a la vacunación infantil.

A todo esto se suma la relajación de las costumbres, y la práctica desaparición de las mascarillas en los lugares cerrados. Incluso en trenes y autobuses, donde siguen siendo obligatorias, son muy pocos los que las usan desde que el Gobierno anunció el retorno a la «casi normalidad» a mediados del mes de julio.