Borrar
El fundador de WikiLeaks Julian Assange. Efe/Vídeo: E. P.

El tribunal de Westminster ordena la extradición de Assange a EE UU

La decisión sobre la entrega del fundador de WikiLeaks pasa ahora a la ministra británica del Interior

Lourdes Gómez

Londres

Miércoles, 20 de abril 2022, 11:53

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Corte de Magistrados de Westminster dio este miércoles 20 su visto bueno a la extradición de Julian Assange a Estados Unidos y remitió el caso para la consideración de la titular del ministerio del Interior, Piti Patel. La defensa dispone ahora de un plazo hasta el 18 de mayo para presentar alegatos ante la ministra contra la entrega del fundador de WikiLeaks, quien atendió la vista judicial por video conexión desde la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, al sureste de Londres.

Assange habló para confirmar su nombre y fecha de nacimiento e indicó al juez, Paul Goldspring, que comprendía la evolución de la breve audiencia. Vestía traje y corbata y se mantuvo cabizbajo durante la intervención del magistrado. «Es mi deber enviar el caso a la ministra del Interior para que decida si usted debiera ser extraditado», le informó Goldspring, quien ha tomado las riendas de la fase final del proceso en primera instancia que antes presidió su colega Vanessa Baraitser.

A su vez, Mark Summers, abogado del periodista e informático australiano, adelantó que su cliente remitirá a la ministra «alegatos graves» sobre la sentencia judicial favorable a la deportación. El Supremo rechazó revisar el veredicto de la corte de apelación, que aceptó la buena fe de unas garantías diplomáticas ofrecidas por Washington respecto al régimen penitenciario y la atención médica que Assange recibiría bajo su tutela. Los jueces del Alto Tribunal revirtieron así el fallo de la magistrada Baraitser, que bloqueó la extradición en enero de 2021 en función al elevado riesgo de que el reclamado se suicide en el duro sistema penitenciario estadounidense.

La justicia de EEUU reclama a Assange en relación con la obtención y publicación de informes confidenciales sobre las guerras de Irán y Afganistán, cables diplomáticos y otros documentos oficiales. «La información publicada por WikiLeaks reveló gravísimos crímenes de guerra sobre los que rige una obligación por parte de toda la comunidad internacional en su persecución», expuso a este medio Aitor Martínez, miembro del equipo legal internacional del exdirector de la pionera plataforma informativa.

Assange está imputado con un cargo de intromisión informática y diecisiete más por acceder y difundir documentos secretos en violación de la ley de Espionaje, de 1917. «Se está criminalizando la propia labor del periodismo», protesta el abogado del despacho ILocad, tras subrayar la «desproporcionalidad» de la pena potencial de hasta 175 años en prisión que aguarda al australiano si es deportado del Reino Unido y juzgado en EEUU.

La luz verde ministerial a la extradición impulsará una nueva acción judicial del equipo de Assange. Se iniciaría entonces el procedimiento de «contra apelación» de los argumentos desestimados en la sentencia original. La entonces magistrada de Westminster denegó la extradición debido a la salud mental del reclamado y las condiciones carcelarias en EEUU, pero rechazó los argumentos sobre la naturaleza política del procedimiento y cuestiones de libertad de prensa, entre otros elementos que la defensa recuperará si Patel autoriza la entrega.

«Aún quedan muchas instancias de este proceso de extradición y esperamos que la justicia británica y eventualmente la europea paren de una vez este atentado jurídico», explica el abogado español. Mientras, y salvo decisiones imprevistas, el fundador de WikiLeaks, de 50 años y recién casado con Stella Moris, abogada y madre de sus dos hijos pequeños, seguirá en prisión preventiva en el llamado Guantánamo inglés.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios