Una histórica ola de calor, con temperaturas de más de 45 grados, azota Argentina