El gobierno ucraniano acusa a Moscú de estar detrás de los dos últimos ciberataques a webs estatales

ATLAS ESPAÑA

Una guerra que no se declara, de bajo coste y que además no derrama una sola gota de sangre. En el conflicto entre Ucrania y Rusia las trincheras también se cavan en el ciberespacio. El gobierno ucraniano dice contar con pruebas de que Moscú está detrás de los dos últimos ciberataques que tumbaron 70 webs estatales. Como en 2014, cuando un virus inutilizó una central eléctrica durante 6 horas, dejando sin luz a 80.000 personas en el duro invierno ucraniano. También durante las elecciones de ese mismo año sabotearon su sistema informático y tuvieron que contar los votos a mano. Acababa de empezar la guerra en el Donbás. El historial es largo y conocido. Desde Occidente los dedos siempre apuntan al Kremlin, aunque son numerosos los países que desarrollan la guerra en la red. El problema radica en que es prácticamente imposible descubrir el origen.-Redacción-