Francia impondrá una cuarentena a los viajeros de España

14/05/2020

Francia aplicará a los viajeros que procedan de España las mismas medidas de cuarentena que Madrid impondrá desde este viernes a toda aquella persona que entre al territorio nacional desde el extranjero. Una decisión que se toma por «reciprocidad», anunció el Elíseo, que ha tratado ya el asunto con el Gobierno español.

ETIQUETAS:

La medida se aplicará durante el mismo periodo de tiempo que esté en vigor la restricción en España y que afecta, obviamente, a los ciudadanos franceses. Al llegar a nuestro país, éstos deberán pasar un aislamiento obligatorio de catorce días. La medida no se impondrá a los trabajadores transfronterizos, y el Ministerio del Interior francés será el encargado de precisar cuándo entrará en vigor.

«No podemos imaginar que el paso de un país a otro sea más fácil que a la inversa», dijeron fuentes de la presidencia gala a un grupo de medios extranjeros. La decisión es, por lo tanto, «política, aunque también de eficacia». El pasado día 2, Francia anunció también una cuarentena obligatoria para todos los viajeros que llegaran desde el extranjero. La noticia generó polémica, y al día siguiente, el Gobierno especificó que esta medida no se impondría a aquellas personas que procedieran de un país de la Unión Europea, así como del espacio Schengen o del Reino Unido.

En España no se ha hecho por el momento esta distinción, y la cuarentena obligatoria de 14 días se aplicará desde este viernes a todos los viajeros que lleguen al territorio nacional desde el extranjero y hasta el fin del estado de alarma, previsto el próximo 24 de mayo. Una medida que se explica, en parte, porque los viajes dentro del país están restringidos de una provincia a otra en esta fase de la desescalada y, según fuentes diplomáticas, «no se entendería que desde fuera sí se pueda viajar a cualquier lugar de España».

Francia no lo ha entendido así. «España ha preferido no entrar en un cribado demasiado complicado de casos por países de origen, y por eso aplica una medida relativamente general», explicaron este jueves las fuentes, que aseguraron que desconocían la decisión de Madrid antes de que se anunciara públicamente. El Elíseo no entró a valorar si la de Madrid era una «buena o mala decisión», pero recordó que Francia ha decidido imponer siempre el principio de reciprocidad.

Por el momento, sin embargo, con todas las restricciones que hay en vigor en la UE, «con muy poco tráfico aéreo, un poco ferroviario y algo más por carretera», la medida no afectará a muchas personas. La cuarentena que aplicará el Gobierno de Pedro Sánchez no se impondrá ni a los trabajadores transfronterizos ni a las tripulaciones de los aviones, transportistas y algunos miembros del cuerpo diplomático.

El turismo es, sin duda, la principal víctima de estas medidas, aunque este jueves el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, reconoció que no está claro aún que durante las vacaciones de verano los franceses puedan viajar a otros países de la Unión Europea. París ha insistido mucho públicamente con Alemania, España, Italia y otros países europeos, dijeron las fuentes del Elíseo, para que «haya un principio de no discriminación sobre la nacionalidad» en las recomendaciones que la Comisión Europea ha publicado sobre la temporada turística.