El primer ministro británico, Rishi Sunak, durante una intervención en el Parlamento este miércoles. / AFP

Rishi Sunak pierde su primer reto electoral como 'premier'

Los laboristas mejoran su posición en la ciudad inglesa de Chester, con el 61% de votos

LOURDES GÓMEZ Londres

El Partido Laborista británico retuvo este jueves el escaño parlamentario de la ciudad inglesa de Chester, con el 61% de los votos, en la primera elección parcial que afronta Rishi Sunak desde que accedió a la jefatura del Gobierno a finales de octubre. La victoria de Samantha Dixon, quien lideró al grupo laborista en el Ayuntamiento de esta plaza del noroeste de Inglaterra, confirma la recuperación de la formación de centro izquierda desde la hecatombe electoral de 2019 y el derrumbe progresivo de los conservadores tras doce años al mando del Reino Unido.

Dixon mejoró la posición del partido en Chester pese a las circunstancias adversas de la elección parcial, que fue forzada por la dimisión del anterior diputado laborista debido a alegaciones de abuso sexual. Pero los acuciantes problemas nacionales -en particular la crisis del coste de la vida- centraron la atención de los electores, poniendo de relieve que «están hartos del mandato 'tory' y quieren el cambio que ofrece el laborismo», según declaró la nueva parlamentaria.

Se registró un trasvase de apoyos del 13,8% desde la formación gubernamental a la oposición y una mayoría de casi 11.000 votos, mayor que la cosechada por los laboristas en 2019. La participación fue del 40,8%, dentro del nivel acostumbrado en este tipo de contextos parciales que, además, coincidió con el mundial de fútbol. La oscilación del péndulo es, sin embargo, inferior a la registrada en elecciones parciales en los años previos a la anterior masiva victoria laborista, con Tony Blair al timón en 1997.

«Terreno pelogroso»

Los resultados de Chester reflejan la tendencia favorable a la formación de Starmer, que recogen los sondeos de opinión en el último año. «Es un terreno claramente peligroso para los conservadores», ha evaluado James Johnson, asesor de la ex primera ministra Theresa May en análisis de intención de voto. El profesor de la Universidad de Stathclyde y experto en la materia, John Curtice, coincide en que la experiencia de contextos anteriores sugiere que los conservadores se dirigen a una derrota nacional en las legislativas previstas para el invierno de 2024.

Sunak se enfrenta al sentimiento generalizado de hastío e inevitabilidad del fracaso del partido conservador, tras cuatro victorias sucesivas desde 2010. El 'premier' es más popular que su formación en los sondeos de opinión, pero aun así no acierta a contener el éxodo de diputados que están renunciando a competir en 2024. El exministro Sajid Javid unió este viernes su nombre a la creciente lista de los que no se presentarán a los siguientes comicios nacionales. Javid precipitó la sucesión de cambios de líderes tories en Downing Street cuando dimitió del Gobierno de Boris Johnson minutos antes de la salida del mismo gabinete del entonces titular del Tesoro y actual primer ministro Sunak.