Mizíntsev es considerado como un militar del sector duro.. / efe

Putin incorpora al 'carnicero de Mariúpol' a la vital campaña de invierno en Ucrania

El general Mizíntsev, que aplastó sin piedad la ciudad del mar de Azov, sustituye al viceministro Bulgákov, considerado culpable de la reciente derrota en Járkov

RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL. MOSCÚ

Vladímir Putin decidió ayer destituir al viceministro de Defensa, al general Dmitri Bulgákov, encargado de la logística de las Fuerzas Armadas. La orden no aclara el motivo del cese, pero, según la opinión de expertos en las redes sociales, tendría que ver con los serios problemas a la hora de garantizar los suministros de munición y pertrechos a las fuerzas que combaten en Ucrania, lo que posibilitó el éxito de la reciente contraofensiva ucraniana en la región de Járkov.

Bulgákov será sustituido por el general Mijaíl Mizíntsev, tildado por Kiev como 'el carnicero de Mariúpol», ya que dirigió la ofensiva para la toma de esta ciudad portuaria en el mar de Azov, en la que pocos edificios han quedado en pie y, según el Gobierno ucraniano, perecieron decenas de miles de civiles.

Cercano al presidente

Mizíntsev ocupaba hasta ahora el cargo de jefe del Centro de Mando Nacional de la Defensa. Considerado uno de los miembros del Estado Mayor con mayor cercanía al presidente, ya comandó operaciones del Ejército ruso en Siria. Tras la purga de Bulgákov, Putin parece encaminado a poner a hombres de confianza al frente de las diferentes operaciones que se prevén para la inminente campaña de invierno de su «operación especial».

Mizíntsev tiene 59 años, pelo canoso y ojos azules. Se graduó en la escuela de cadetes Suvórov de la ciudad de Kalínin en 1980 y en la Academia Militar de Kiev en 1984. El general de tres estrellas sirvió como jefe de una compañía de tanques en la entonces República Democrática de Alemania y posteriormente como jefe de una batallón motorizado en el Cáucaso sur hasta 1993.

Actualmente era el encargado de anunciar por parte de Rusia cada jornada las evacuaciones, de arremeter contra Occidente y denunciar supuestos crímenes de guerra y provocaciones de Ucrania. Además, está a cargo de una entidad que regula control y la coordinación de las Fuerzas Armadas.