Jean-Luc Mélenchon. / AFP

Francia

Mélenchon consigue una alianza histórica tras unir a los progresistas para las legislativas

Las formaciones presentarán un candidato único en cada circunscripción para evitar hacerse la competencia

BEATRIZ JUEZ Corresponsal. París

Divididos en las elecciones presidenciales, unidos en las legislativas. La izquierda francesa se alía para los comicios del 12 y 19 de junio, mientras el partido del presidente Emmanuel Macron abre las puertas a los socialistas que se sientan «decepcionados» por el pacto con Jean-Luc Mélenchon. El consejo nacional del Partido Socialista (PS) francés aprobó viernes con el 62% de los votos la alianza con La Francia Insumisa, a pesar de que figuras históricas del partido, como el expresidente François Hollande, se oponían a cualquier acuerdo con Mélenchon. Al final, los socialistas dieron luz verde al acuerdo por 167 votos a favor, 101 en contra y 23 abstenciones.

La Francia Insumisa (LFI), el Partido Socialista (PS), el Partido Comunista francés (PCF) y Europa Ecología-Los Verdes (EELV) se presentarán juntos a las elecciones legislativas bajo la etiqueta Nueva Unión Popular Ecológica y Social (NUPES). Su objetivo: conseguir el mayor número posible de diputados de izquierdas en la Asamblea Nacional.

El lanzamiento oficial de esta alianza electoral tendrá lugar este sábado en Aubervilliers, en las afueras de París, y el miércoles está previsto que anuncien su programa para las legislativas. «Es un acuerdo histórico, los franceses lo esperaban, desesperados de esta desunión. Y hemos probado que somos capaces de unirnos para converger hacia un proyecto común, para cambiar la vida de la gente», dijo Pierre Jouvet, jefe de los negociadores socialistas, en declaraciones a Franceinfo.

CONTEXTO:

  • Apoyos. A pesar de la postura en contra de Hollande y otras figuras, los socialistas dieron luz verde al acuerdo por 167 votos a favor, 101 en contra y 23 abstenciones.

  • Significativo. Esta es la primera vez que los partidos de izquierda presentan candidatos únicos desde la primera vuelta.

  • Victoria imposible. Según sondeos, la mayoría presidencial aliada con la derecha moderada obtendría unos 350 escaños. La extrema derecha, 120, y la izquierda, 80.

Las formaciones de izquierdas presentarán desde la primera vuelta un candidato único para cada circunscripción, con el fin de evitar hacerse competencia entre ellos en las urnas. De los 577 escaños de la Asamblea Nacional que están en juego en las legislativas, La Francia Insumisa presentará candidatos en unas 325 circunscripciones, los ecologistas en 100, los socialistas en 70 y los comunistas en medio centenar de circunscripciones.

Primera vez

Esta es la primera vez que los partidos de izquierda presentan candidatos únicos desde la primera vuelta. Porque hasta la fecha, las alianzas se solían forjar de cara a la segunda. Y para evitar, por ejemplo, una victoria de la extrema derecha en una circunscripción. é

La alianza entre el PS y La Francia Insumisa ha provocado fuertes divisiones internas entre partidarios y detractores. «No es una sumisión a los 'insumisos'», aseguró Olivier Faure, primer secretario del PS, ante los críticos del pacto, que temen lleve a la desaparición del propio partido. «Hay un acuerdo, una voluntad de coalición», explicó el líder socialista, quien considera que «una coalición no es una sumisión». Faure defendió la alianza con Mélenchon también bajo el argumento de que se niega a poner «la alfombra roja» a la mayoría presidencial en la Asamblea Nacional.

Varias figuras locales socialistas amenazan con presentar candidaturas disidentes a las legislativas en sus respectivas circunscripciones electorales. Aunque el líder socialista ya avisaba a quienes den el paso que serán expulsados del partido.

Por su parte, destacados miembros de La República en Marcha (LREM) trataron viernes de convencer a «los decepcionados» con el acuerdo y a «los apátridas» del Partido Socialista a que se unan a ellos. «Nuestras puertas están abiertas de par en par», dijo Stanislas Guerini, jefe de la formación que lidera el presidente Emmanuel Macron.

«No son ustedes los que abandonan el Partido Socialista, es el Partido Socialista el que les abandona», opinó Olivier Véran, ministro de Sanidad. Véran, exsocialista, considera que esta alianza electoral es «un acuerdo de fusión, o de sumisión» del PS a la extrema izquierda.

Mélenchon, que con el 22% de los votos fue el candidato de izquierdas más votado en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el pasado abril, ha conseguido construir un frente de la izquierda para los próximos comicios que hace apenas unas semanas parecía imposible.

El líder de La Francia Insumisa sueña con Matignon. Mélenchon calcula que, si los partidos de izquierda logran la mayoría de escaños en la Asamblea Nacional, Macron se verá obligado a nombrarle a él primer ministro abriendo la puerta a un gobierno de cohabitación con políticas más progresistas que las anunciadas por el jefe de Estado en su programa electoral.

Sin embargo, una victoria de las izquierdas en las legislativas parece, en estos momentos, bastante difícil. Según un sondeo de Harris Interactive, la mayoría presidencial aliada con la derecha moderada obtendría la mayoría absoluta (entre 336 y 376 escaños), seguida de lejos por la extrema derecha (110-140 escaños) y la unión de izquierdas (70-90 escaños).

Temas

Francia