Damien Abad. / reuters

Dos mujeres acusan de violación a un nuevo ministro de Macron

Una de las presuntas víctimas asegura que fue «drogada» por Damien Abad y que sufrió una agresión sexual

BEATRIZ JUEZ París

Damien Abad, uno de los nuevos ministros del presidente francés Emmanuel Macron, ha sido acusado de violación por dos mujeres. El político conservador negó este domingo de forma rotunda las acusaciones. Los hechos habrían ocurrido hace más de una década, en 2010 y 2011, según las dos presuntas víctimas, que no se conocen entre ellas. Abad, de 42 años, fue nombrado el pasado viernes ministro de Solidaridad, Autonomía y Discapacidad en el nuevo Gobierno de la primera ministra Élisabeth Borne. «Evidentemente, no estaba al corriente», aseguró este domingo Borne, que reconoció que se había enterado de las acusaciones y del archivo de una de las denuncias a través del diario digital 'Mediapart', que es el que ha destapado estos supuestos casos.

La jefa del Ejecutivo admitió ante los periodistas franceses que si hay nuevos elementos y si la justicia vuelve a retomar este procedimiento «sacaremos todas sus consecuencias», dando a entender que el escándalo podría costarle el puesto a Abad. Borne, la segunda mujer en acceder al cargo de primera ministra en Francia, dejo claro que «en todos los asuntos de acoso y de agresión sexual, no puede haber ninguna impunidad». El Observatorio de Violencias Sexuales y Sexistas en Política recibió el 13 de mayo una carta de una mujer que acusaba de violación al ahora ministro. La queja también fue transmitida a la Fiscalía y a Los Republicanos y a La Republica en Marcha, el partido de Macron.

«En estado de shock»

Una de las mujeres que le acusa conoció a Abad en la boda de dos amigos comunes en 2010. La presunta víctima, denunció que, tras tomar una copa de champán con el político en un bar, se despertó al día siguiente en la habitación de un hotel «en ropa interior», «en estado de shock», con el cuerpo dolorido y con la sensación de haber sido «drogada». Otra mujer presentó una denuncia por «violación» contra Abad en 2017 por hechos que remontan a 2011, pero esta fue archivada sin que hubiera una profunda investigación del caso, según el digital galo.

El ministro negó las acusaciones y aseguró que todas las relaciones sexuales que ha mantenido a lo largo de su vida han sido consentidas. Abad alega en su defensa que para él es «imposible físicamente cometer» los actos descritos «sin ayuda exterior» debido a su discapacidad. Sufre artrogriposis, una enfermedad rara congénita que afecta a las articulaciones, reduce su movilidad y provoca deformaciones.

Diputado desde 2012, fue considerado uno de los grandes fichajes del nuevo Ejecutivo. El político, que está previsto que participe este lunes en el primer Consejo de Ministros, proviene de la derecha moderada. Antes de ser nombrado ministro, era el jefe del grupo parlamentario de Los Republicanos en la Asamblea Nacional. Diplomado por la prestigiosa universidad de Sciences Po, Abad es de origen español. Sus abuelos huyeron a Francia de la dictadura franquista, según la prensa francesa. Entre 2009 y 2012 fue diputado europeo. En 2017, fue portavoz del candidato presidencial François Fillon.