La Policía italiana traslada el cuerpo de la menor. / efe

Una madre asesina a su hija después de haber denunciado un supuesto secuestro

El cuerpo de la pequeña, de cinco años de edad, fue hallado a las afueras de Catania después de que la mujer se derrumbara y confesara el delito

DARÍO MENOR Roma

Conmoción en Italia al saberse que la pequeña Elena del Pozzo, una niña de cinco años supuestamente secuestrada a las afueras de la ciudad siciliana de Catania, había sido en cambio asesinada por su madre. La mujer denunció el lunes la presunta desaparición asegurando que tres encapuchados, uno de los cuales empuñaba una pistola, se llevaron a la pequeña después de que ella la recogiera en la guardería.

Tras una noche de interrogatorios en los que la madre, Martina Patti, de 23 años, incurrió en numerosas incongruencias que provocaron las sospechas de los Carabinieri, la mujer se derrumbó este martes y acabó confesando el delito, sin saber explicar los motivos del asesinato. Su declaración permitió encontrar el cuerpo de la niña, que fue hallado en un descampado cercano a la vivienda de Patti, que lo había cubierto con tierra y cenizas para tratar de ocultarlo. La madre será acusada de homicidio con agravantes y ocultación del cadáver.

La Fiscalía ha abierto una investigación para aclarar este crimen que podría tener su origen en las disputas que mantenía con el padre de la pequeña. Los dos vivían en casas separadas. «Nos habíamos creído la historia de los encapuchados. No teníamos motivos para no hacerlo. Elena era una niña maravillosa», contó Rosaria Testa, la abuela materna. La señora habló a los medios locales de las peleas entre su hijo y su nuera, que en alguna ocasión maltrató a la niña.

«Un día le estaba pegando y tuvimos que quitársela de las manos. Esa mañana la acompañé yo a la escuela y le dije que nadie la quería más que yo. Ella me miró y me hizo saber que me había entendido. La madre tenía una actitud autoritaria y aristocrática. Decidía ella cuándo se llevaba a la niña», declaró la abuela. Su marido, Giovanni Del Pozzo, calificó a su nuera como a «una mujer muy cerrada» y pidió que pagara por lo que ha hecho, invitando además a los Carabinieri a comprobar si ha tenido algún cómplice.

La tía de la niña, Martina Vanessa Del Pozzo, relató además que Patti habría tratado de relacionar al padre con la desaparición de la pequeña: «Quería tenderle una trampa a mi hermano. Hace un año lo acusaron injustamente de un robo, pero afortunadamente fue exculpado. Cuando pasó de la cárcel al arresto domiciliario, encontramos debajo de casa una nota de amenaza que decía: 'No seas un soplón, cuidado con lo que haces'. Mi hermano no sabía nada. La madre de la niña relacionaba esa nota con el secuestro».