Los líderes de la Unión Europea se reúnen este jueves en Bruselas. / REUTERS

Los líderes europeos dan luz verde a la candidatura de Ucrania para entrar en la UE

Los Veintisiete toman una decisión «histórica» y envían «una señal de apoyo» al país en medio de la invasión rusa

OLATZ HERNÁNDEZ Corresponsal. Bruselas

Los Veintisiete dieron este jueves un mensaje claro a la perspectiva europea de Ucrania con la aprobación formal de su estatus como país candidato a entrar en la UE. Lo hicieron sin fijar plazos, dejando claro que el proceso, a partir de ahora, estará sujeto a los méritos y reformas que lleve a cabo el país para adaptarse a los estándares marcados por Bruselas. La luz verde de los líderes comunitarios tiene sobre todo una lectura en clave política, como señal de apoyo al pueblo ucraniano ante la invasión rusa, tal y como admitieron los líderes comunitarios.

La propuesta de Bruselas prevé una revisión a final de año antes de discutir cuáles serán los siguientes pasos para Kiev. El Consejo Europeo también aceptó la candidatura de Moldavia. No así a Georgia, a quien los países y el Ejecutivo comunitarios reconocen sus aspiraciones europeas, pero piden más reformas en profundidad para poder considerar su futuro ingreso.

LA CLAVE:

  • 5 países están a la espera de entrar en la UE. El más veterano, Turquía, desde 1999.

  • Proceso de adhesión. El visto bueno a Kiev es un «mensaje importante», pero Bruselas advierte de que «no habrá atajos»

El punto sobre Ucrania, el primero de la reunión de los líderes, se resolvió en los primeros compases de la cumbre europea. Los Estados miembro acudían a la cita con un amplio acuerdo sobre la candidatura de Kiev y sortearon las tradicionales reticencias de países como Francia o Alemania para la ampliación europea. «La luz verde a la candidatura de Moldavia y Ucrania tiene que ver con el contexto político», admitió el presidente francés, Emmanuel Macron. «Habríamos cometido un error político y un vacío estratégico si no hubiéramos tendido la mano a Ucrania», añadió.

Maratón de Zelenski

El día antes de la cumbre, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, trató de lograr un consenso con un maratón telefónico en el que habló con once líderes europeos. La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen también instó a los dirigentes de los Veintisiete a «estar a la altura» de las circunstancias y respaldar la candidatura de Kiev. Bruselas, no obstante, ha exigido una serie de reformas nacionales para el acercamiento de Ucrania a Europa. Entre ellas, la puesta en marcha de un cuerpo anticorrupción y mejoras en la salvaguarda del Estado de Derecho.

A su llegada al Consejo Europeo, su presidente Charles Michel aseguró que «es un momento decisivo, una elección geopolítica que va a comprometer el futuro de la Unión Europea, nuestra estabilidad y prosperidad».

El primer ministro irlandés destacó que el visto bueno a la candidatura de Ucrania supone un «mensaje de solidaridad» al pueblo de Kiev. Su homólogo belga, Alexander De Croo, también consideró de «histórica» la concesión del estatus a Ucrania. «No quiere decir que la adhesión a Europa se haga rápidamente, llevará mucho tiempo, pero la señal es importante», dijo. El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, calificó la jornada de «día feliz» por el apoyo «político muy importante» .

Tiempo récord

La candidatura de adhesión de Ucrania se ha tramitado en tiempo récord, algo que ha incomodado a los Balcanes occidentales. Von der Leyen trató de calmar los ánimos, muy encendidos horas antes de la sesión, y avanzó que «no habrá atajos» para ningún país aspirante. Los líderes comunitarios entienden que el proceso «será largo, con una hoja de ruta que llevará tiempo». El presidente del Consejo Europeo aprovechó su intervención de este jueves para subrayar también que «es momento de revitalizar el proceso de adhesión de los Balcanes occidentales».

Sobre la mesa estaba la propuesta lanzada por Macron en mayo para crear «una comunidad política europea» que permita impulsar alianzas con países que defiendan los valores de la UE. La idea es que los países candidatos puedan colaborar más estrechamente con los Estados miembro mientras esperan a ser socios en pleno derecho. Macron señaló que la iniciativa fue acogida «de forma positiva» y que permite crear una Europa «más abierta y fuerte», estrechando lazos con los países vecinos. «Es un tema capital, ahora que la guerra ha vuelto a Europa», destacó el dirigente francés.

Los líderes de los Balcanes occidentales se mostraron favorables a la candidatura de Ucrania, pero el primer ministro de Albania, Edi Rama, advirtió a los ucranianos de que «no se hagan ilusiones» en torno a un proceso que puede llevar décadas.

El enfado de los dirigentes de los países balcánicos fue evidente al cierre del encuentro previo a la cumbre europea, al que tacharon de «histórico en lo negativo». El encuentro no sirvió para lograr ningún avance concreto en su adhesión al bloque comunitario, después de que Bulgaria vetara el inicio de cualquier negociación con Macedonia del Norte y Albania.