Los bomberos combaten el incendio originado en La Teste.. / EFE

Los incendios se extienden en Europa, que se prepara para registrar temperaturas récord en esta ola de calor

Los servicios de extinción de países como Francia, Portugal o el Reino Unido luchan contrarreloj contra la crudeza de las llamas mientras los termómetros marcan los cuarenta grados

DIANA MARTÍNEZ

La ola de calor impacta con fuerza Europa occidental, donde los servicios de extinción de diversos países como Francia, Portugal o el Reino Unido, entre otros, luchan contrarreloj contra la crudeza de las llamas. Los termómetros baten récords de temperatura este domingo con cifras que aún aumentarán en los próximos días. Un escenario que los científicos relacionan directamente con el cambio climático, pues las emisiones de gases de efecto invernadero aumentan su intensidad, duración y frecuencia, abrasando así al continente.

Cuatro días después de que se avivaran las llamas en Francia, los grandes incendios declarados por la ola de calor han obligado a evacuar de urgencia a «más de 14.000» residentes y turistas, explicó el ministro del Interior, Gérald Darmanin. La peor situación se da cerca de Burdeos, donde dos grandes fuegos, que en las últimas horas han ganado intensidad, devastan dos ciudades desde la última semana. Los focos de Landiras y La Teste-de-Buch han destruido ya más de 10.000 hectáreas desde el pasado martes. Este domingo unos 1.200 bomberos seguían combatiendo las llamas tras una larga noche que ha dejado exhaustos a buena parte del contingente.

En Landiras, la Federación girondina para la Defensa de los Bosques contra los Incendios y las empresas de trabajos forestales crean cortafuegos que limiten la propagación del fuego, mientras que en La Teste-de-Buch los bomberos protegen campamentos veraniegos y viviendas. «Trabajamos en los costados para dar solución. Esto es vigilancia en todo momento, día y noche, no hay descanso», reportó el responsable de comunicación del Servicio Departamental de Incendios y Rescate de Gironda, Laurent Dellac.

Las temperaturas han alcanzado ya los 40 grados en varias zonas del país, según el servicio meteorológico Météo-France, que ha situado a 37 departamentos en estado naranja. La agencia, que advirtió que «el calor aumenta, la ola e extiende por el país», prevé que este lunes sea el día «más caluroso para el oeste del país». Los termómetros podrían superar los 40 grados en Bretaña, Baja Normandía, Occitania y Aquitania.

Riesgo máximo

La situación ha variado ligeramente en Portugal, que ha salido del estado de emergencia declarado por los incendios pero las autoridades mantienen la alerta por la posibilidad de nuevos focos, afirma el ministro del Interior, José Luís Carneiro. Este domingo solo se consideraba activo un gran incendio, cerca del municipio de Chaves, en el extremo norte del país, que, según Protección Civil, está «prácticamente controlado» al 90%. Aún así, casi todo el territorio luso está en riesgo máximo, muy alto o elevado de incendios. Cabe destacar que las llamas han arrasado entre 12.000 y 15.000 hectáreas.

Los termómetros no bajan tampoco en el Reino Unido, donde el Gobierno declaró la primera emergencia nacional por calor extremo, una alerta que implica un «riesgo para la vida», según la agencia meteorológica británica. A pesar de ello, lo peor no ha pasado aún. Se prevé que en el sur de Inglaterra las temperaturas superen por primera vez los 40 grados el lunes o el martes.

Los incendios provocados por la peor sequía de los últimos 70 años y por la extrema ola de calor están haciendo estragos en la península italiana, donde se espera que la próxima semana las temperaturas suban hasta los 42 grados en muchas ciudades del norte. Los bomberos luchaban ayer contra un incendio que afectó a un bosque cercano a San Polo dei Cavalieri, a unos 45 kilómetros de Roma, donde algunas familias fueron evacuadas.

En Grecia, tras evacuar por precaución siete pueblos en la isla de Creta, Protección Civil anunció que el fuego declarado el viernes en esta zona se encuentra «bajo control».