Imagen de la vivienda donde la Policía encontró a los bebés muertos en el congelador, en Bédoin, al sur de Francia. / AFP

Hallan dos bebés muertos en un congelador en el sur de Francia

Las autoridades han abierto una investigación tras detener a una mujer sospechosa del crimen

BEATRIZ JUEZ París

Macabro descubrimiento en el sur de Francia. Una mujer de 41 años fue detenida ayer en su domicilio después de que descubrieran los cuerpos sin vida de dos recién nacidos en el congelador de su casa en Bédoin, una localidad cerca de Aviñón, en el sur del país. Tras recibir una llamada de un hombre, los gendarmes registraron el domicilio de la sospechosa y descubrieron los dos bebés muertos en el congelador. Todavía no se sabe si la mujer detenida es o no la madre de las dos criaturas fallecidas.

Las autoridades francesas han abierto una investigación preliminar por «asesinato de menor de 15 años». La mujer, cuya identidad no ha sido hecha pública, es madre de tres hijos, dos de los cuales vivían con ella en la casa donde fueron descubiertos los cadáveres, según la prensa gala. Fue una de sus hijas, de 16 años, la que dio la señal de alerta, según el diario 'La Provence'. La adolescente explicó que hace tres años su madre había dado a luz sola en su domicilio. Posteriormente, un hombre avisó a los gendarmes. Se desconoce si existe alguna relación entre este hombre y la sospechosa.

«Técnicos de investigación criminal han realizado investigaciones en la escena del crimen. El forense estaba presente y ha expedido dos certificados de defunción», explicó ayer en rueda de prensa la fiscal de Carpentras, Héléne Mourges, quien confirmó que los hechos son «de carácter criminal».

Tras su detención, la sospechosa ha sido interrogada y sometida a exámenes psicológicos y psiquiátricos, explicó Mourges. Durante los interrogatorios, la madre de familia ha mantenido «declaraciones cambiantes sobre lo ocurrido», contó la fiscal, quien no quiso confirmar a la prensa si la mujer de 41 años ha confesado o no ser la autora del crimen.

Sin certeza de parentesco

La investigación acaba de empezar y «la autopsia nos dirá más», dijo la fiscal, que confió en que ésta permita determinar «tanto las causas como las circunstancias de las muertes» de los dos bebés fallecidos. A estas alturas de la investigación, «no tenemos ninguna certeza sobre el parentesco» de los recién nacidos y si su madre es o no la mujer detenida, explicó la fiscal.

La autopsia será realizada el próximo lunes en el instituto médico-forense de Nimes. A la espera de conocer los resultados de la autopsia, la fiscal de Carpentras no quiso dar detalles a la prensa sobre el sexo de los bebés ni sobre si son gemelos o habrían nacido en diferentes fechas. Tampoco se sabe cuánto tiempo llevaban los recién nacidos metidos en el congelador donde fueran descubiertos.