Caroline Cayeaux, junto al presidente francés, Emmanuel Macron, en una imagen de archivo. / Twitter

Dimite una viceministra francesa por «infravalorar» su patrimonio

Caroline Cayeaux, que se desempeñaba en la cartera de Colectividades Territoriales, había sido acusada también este verano de homofobia

BEATRIZ JUEZ París

Caroline Cayeaux, viceministra francesa de Colectividades Territoriales, ha dimitido este lunes por sorpresa del Gobierno galo, cinco meses después de asumir el cargo, ha anunciado el Palacio del Elíseo. Cayeaux, que este verano había sido acusada de homofobia, justificó su renuncia por discrepancias sobre el valor de su patrimonio con la Alta Autoridad para la Transparencia de la Política (HATVP).

Este organismo encargado de controlar a los cargos públicos galos considera que la viceministra ha «infravalorado» su patrimonio. Pese a que Cayeaux dio aclaraciones, la HATVP sigue poniendo en duda su «sinceridad», por lo que, según explicó ella, ha preferido dimitir «para no entorpecer la acción del Gobierno».

Su entrada al Ejecutivo el pasado julio estuvo rodeada de polémica. Cayeaux, que viene del partido de Los Republicanos, fue acusada de homofobia por varias ONG y la izquierda. Le echaron en cara que en 2013 dijera que el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción de niños por parte de parejas homosexuales iban «en contra de la naturaleza».

Cayeaux, de 74 años, confirmó este verano que seguía oponiéndose al matrimonio homosexual, aunque explicó que tenía «muchos amigos entre esta gente», lo que fue interpretado por este colectivo como una formulación despectiva hacia ellos.

La sustituta

La política conservadora será sustituida en el puesto por Dominique Faure, que hasta ahora era secretaria de Estado del Mundo Rural. Faure fue la encargada la semana pasada de defender en la Asamblea Nacional la posición del Gobierno francés en el debate sobre las corridas de toros, oponiéndose a su prohibición en los departamentos taurinos del sur de Francia. Esta política gala protaurina considera que «la corrida es una tradición ancestral» en el país y que es necesario mantenerla para garantizar «la diversidad del territorio».

La dimisión de Cayeaux se produce días después de que la Fiscalía Nacional Financiera (PNF) abriera dos procedimientos sobre presuntas irregularidades en las cuentas de las campañas electorales de 2017 y 2022 del presidente francés, Emmanuel Macron, y el papel de las consultoras privadas en ellas.