Ciudadanos rusos movilizados para ir a la guerra se despiden de sus seres queridos en una oficina de reclutamiento, este viernes en Moscú. / MAXIM SHIPENKOV / EFE

Detenidos los dos ciudadanos rusos que llegaron a Alaska en bote para huir de la guerra

Las autoridades han explicado que serán procesados de acuerdo a la ley de inmigración estadounidenses tras haber cruzado «ilegalmente» el estrecho de Bering

T. NIEVA

Las autoridades estadounidenses han informado de que dos ciudadanos rusos han sido detenidos en el estado de Alaska tras cruzar «ilegalmente» el estrecho de Bering para solicitar asilo y evitar ser reclutados tras la «movilización parcial» anunciada por el presidente ruso, Vladímir Putin, en el marco de la invasión de Ucrania.

Ambos han explicado que abandonaron una de las comunidades costeras del este de Rusia y navegaron durante más de 200 millas náuticas (400 kilómetros) para evitar ser reclutados y han sido trasladados a la ciudad de Anchorage para ser sometidos a varios análisis y ser procesados de acuerdo a la ley de inmigración estadounidense.

La Embajada de Rusia en Washington ha confirmado que los dos ciudadanos rusos podrán mantener conversaciones telefónicas con los diplomáticos que se encuentran en el país, según informaciones de la agencia de noticias TASS.

Su llegada a Alaska se enmarca en el éxodo provocado por la decisión de Putin de hacer un llamamiento a la movilización para incrementar el número de efectivos de las tropas rusas en territorio ucraniano. Desde entonces, un gran número de ciudadanos han abandonado el país para dirigirse, principalmente, a Finlandia, Mongolia y Georgia, entre otros.

En varias regiones de Rusia se han registrado protestas contra la guerra. Sin embargo, las autoridades de Alaska consideran que el caso supone una «sorpresa» dado que no esperaban la llegada de ciudadanos rusos por esta vía.