Un soldado ucraniano pasa junto a un convoy militar ruso destrozado en la localidad de Liman, en el frente oriental, donde las tropas de Kiev avanzan a gran velocidad. / Yasuyoshi CHIBA / AFP

Dos ciudadanos rusos navegan 400 kilómetros en bote para huir de la movilización

Ambos solicitan asilo en Estados Unidos después de llegar a la isla de San Lorenzo, en Alaska, en el Estrecho de Bering

IÑIGO FERNÁNDEZ DE LUCIO

Las autoridades de la isla de San Lorenzo (Alaska), en mitad del Estrecho de Bering, han comunicado este miércoles la llegada de dos extranjeros al municipio de Gambell, en el norte de la isla. Se trata de dos ciudadanos rusos que partieron desde Egvekinot a bordo de un bote. En total, más de 400 kilómetros de distancia (215 millas náuticas).

Según explicaron los protagonistas, llegaron huyendo de la movilización parcial decretada por Vladímir Putin y han pedido asilo, de acuerdo con los testimonios de los lugareños recogidos por la prensa local y la agencia Associated Press. Gambell es una pequeña comunidad de apenas 600 habitantes en el norte de la remota isla de San Lorenzo, a mitad de camino entre Siberia y la costa de Alaska.

«Dadas las tensiones actuales con Rusia, el senador Sullivan ha llamado al secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y habló con él y con otro alto funcionario del DHS. Desde esas llamadas, Aduanas y Protección Fronteriza está respondiendo y pasando por el proceso para determinar la admisibilidad de estas personas para ingresar a los Estados Unidos», reza un comunicado difundido por la oficina de Sullivan, senador republicano. La cuestión está ahora en manos del DHS.

Este es el último episodio de los esfuerzos de los ciudadanos rusos por huir de la movilización parcial decretada por el presidente, Vladímir Putin, para reforzar el frente de Ucrania. El Kremlin preveía movilizar a 300.000 reservistas, de los que ya ha reclutado a 200.000. Un número similar ha escapado ya de Rusia. Otros han optado por soluciones más dramáticas. Un reservista se quemó a lo bonzo en una estación de autobuses y un rapero se suicidó a principios de esta semana para evitar ir al frente.