Uno de los incendios desatados en el sur de Francia. / EFE

La ola de calor devasta Europa con altas temperaturas e incendios

El Reino Unido decreta la emergencia nacional, mientras Portugal, Francia, Grecia e Italia hacen frente a las llamas

DIANA MARTÍNEZ

Europa afronta una ola de calor con temperaturas récord que provocan devastadores incendios, especialmente el sur del continente, donde países como Portugal, Francia, Italia y Grecia combaten las violentas llamas. Todo el país luso se encuentra en riesgo extremo de incendios, con temperaturas que alcanzan hasta los 42 grados. Hasta ahora ya han ardido entre 12.000 y 15.000 hectáreas, una cifra mayor aún que las que se vieron afectadas en 2021.

Este sábado, no obstante, la situación parecía mejorar, con solo un incendio activo de importancia en el norte del territorio, entre las comunas de Baiao y Amarante. «Prevemos tener contenido este fuego en la jornada», ha declarado el comandante de Protección Civil, André Fernandes. Ayer falleció un piloto de un avión contraincendios que se estrelló en la región de Guarda, al norte del país. En las últimas semanas, el fuego ha dejado al menos dos muertos y sesenta heridos.

Las llamas también devastan el sur de Francia. Los bomberos continúan sus labores, especialmente en el departamento de Gironda, donde casi 10.000 hectáreas de bosque han sido pasto del fuego desde el martes. En Teste-de-Buch, una de las zonas más afectadas, el fuego ha sido contenido, aunque aún no está bajo control, según las autoridades. Los incendios en esta zona gala han movilizado a más de mil bomberos y han forzado la evacuación de 12.000 personas por precaución. Este fin de semana gran parte del territorio alcanza los 40 grados.

Al norte de Europa, en el Reino Unido, el Gobierno ha declarado por primera vez el estado de emergencia nacional por temperaturas de 40 grados, lo que bate el récord de los 38,7 que alcanzó el país en 2019. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, aconsejó a sus habitantes no utilizar el transporte público salvo en caso de absoluta necesidad y algunas escuelas anunciaron que permanecerán cerradas en el sur de Inglaterra durante la ola de calor.

Poblaciones evacuadas

Uno de los países más afectados por incendios cada verano es Grecia, donde los bomberos daban este sábado por controlado un fuego originado la víspera en la isla de Creta, cuna de la civilización helena y de gran valor arqueológico. A raíz de las llamas han tenido que ser evacuadas siete poblaciones rurales. Aunque éstas se acercaron a los asentamientos, ninguna casa resultó dañada, ha declarado el alcalde de la localidad de Agios Vasilios, Ioannis Tatarakis. El peligro aún no ha pasado. Y es que solo a lo largo de esta semana, los servicios de extinción griegos han hecho frente a un centenar de incendios en el sur del país.

En Italia, el fuego ha afectado el centro y norte del país desde principios de semana. Ahora se temen los estragos que puedan provocar las altas temperatudas en la zona sur, mucho más seca. A esta ola de calor se le suma una sequía que no se registraba en siete décadas, lo que complica aún más la lucha contra las llamas.