Alemania anuncia que reservará una partida económica para hacer frente a una nueva ola de covid en otoño

El gobierno ha gastado hasta ahora 53.200 millones de euros en combatir el coronavirus

JUAN CARLOS BARRENA

El gobierno que dirige el canciller federal, el socialdemócrata Olaf Scholz, ha gastado hasta ahora 53.200 millones de euros para combatir la epidemia de coronavirus, según informa este domingo la Red de Redacciones de Alemania en base a una respuesta interparlamentaria del ministerio federal de Sanidad a preguntas de la conservadora y opositora Unión Socialcristiana de Baviera (CSU). El ejecutivo de Berlín ha destinado hasta el momento 6.800 millones de euros a la compra de vacunas contra la enfermedad y hasta finales de junio otros 46.400 millones de euros en los centros de vacunación, test para detectar el coronavirus, mascarillas protectoras y pagos compensatorios a clínicas y hospitales, revela la información.

Entre tanto y a la vista de las crecientes infecciones con la nueva variante ómicron, crecen las voces que exigen preparativos urgentes para una posible nueva ola de contagios el próximo otoño. El ministro federal de Justicia, el liberal Marko Buschmann, señala en declaraciones al dominical Welt am Sonntag que el ejecutivo de Scholz presentará probablemente este mismo mes de julio un concepto para prevenir la nueva oleada de infecciones. «La mascarilla jugará con seguridad un papel», afirma Buschmann en el periódico, en el que, sin embargo, no da más detalles de los planes del gobierno federal.

En cuanto al informe de expertos presentado el pasado viernes sobre la eficacia de las medidas tomadas hasta ahora para combatir la pandemia, el ministro subraya que «nuestro deber a la hora de preocuparnos de aportar las bases legales proporcionales y aprovechar los conocimientos actuales con el respeto debido a este gremio evaluador es estudiar ahora ese informe y luego veremos cómo actuamos». El político liberal subraya, sin embargo, que posibles confinamientos, cierres de centros educativos y restricciones de movimientos ya no son proporcionados.

El informe presentado por los expertos que habitualmente asesoran al gobierno alemán destaca, entre otras cosas, que el uso de mascarillas sigue siendo efectivo para evitar contagios con el virus, aunque solo si se usan correctamente. Sin embargo cuestionan muchas de las restricciones aplicadas durante los últimos dos años y medio, sobre todo las aplicadas a largo plazo como el cierre de comercios sin artículos de primera necesidad, restaurantes, bares y cafés o el cierre de los centros educativos por los efectos negativos causados en niños, adolescentes y jóvenes. Al gremio de expertos pertenecen, entre otros 18 científicos de distintas disciplinas, pero también juristas o economistas.