Personas participan en una protesta frente a la sede del Tribunal Constitucional en Varsovia, Polonia / EFE

La Justicia polaca declara inconstitucionales varios artículos de los tratados de la UE

El Tribunal Constitucional polaco desafía con esta decisión el principio de primacía de la legislación europea sobre la de los Estados miembros, en plenas negociaciones para aprobar el plan de recuperación pandémico

F.J CALERO

El Tribunal Constitucional de Polonia ha concluido este jueves que algunos artículos de los tratados de la Unión Europea son inconstitucionales en el país, desafiando un principio clave de la integración europea.

La mayoría del Constitucional polaco, 12 de los 14 jueces de la sala, sostiene que pese a formar parte de la UE, esto no otorga a las cortes europeas la supremacía con respecto a las decisiones judiciales polacas y que por lo tanto supone que Polonia no ha transferido su soberanía a la Unión.

La Justicia polaca desafía con esta decisión el principio de primacía del derecho europeo sobre la de los Estados miembros -consagrado por el Tribunal de Justicia de la UE en la sentencia Costa contra Enel de 1964-, en plenas negociaciones entre Bruselas y Varsovia para aprobar el plan de recuperación pandémico.

Primacía del Derecho europeo, en cuestión

«La primacía del derecho constitucional sobre otras fuentes del derecho se deriva directamente de la Constitución de la República de Polonia», ha tuiteado este jueves el portavoz del gobierno polaco, Piotr Muller, que ha celebrado la decisión del Tribunal Constitucional, en línea con las tesis del primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, del partido de gobierno Ley y Justicia (PiS, conservador).

Más altos cargos del gobierno polaco, como el secretario de estado de Justicia Sebastian Kaleta, se han apresurado a insistir en que Polonia no contraviene la legislación europea pero que este dictamen viene a confirmar que la UE ha ido en algunas ocasiones más allá de lo establecido en los tratados.

En concreto, según el analista Jakub Jaraczewski, del think tank con sede en Berlín Democracy Reporting International, el Tribunal Constitucional polaco considera que los artículos 1 y 19 del Tratado de la UE son incompatibles con la Constitución polaca en lo que respecta a los tribunales polacos que dan primacía a la legislación de la UE y pueden hacer caso omiso de la Constitución y las leyes polacas. «Polonia acaba de dar un paso legal hacia el abismo del «Polexit legal»», ha valorado Jaraczewski.

Respuesta de Bruselas

Desde Bruselas, las reacciones no se han hecho esperar. El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha pedido a la Comisión Europea que tome las acciones necesarias para no dejar el dictamente del Consitucional polaco sin consecuencias.

De momento, como ya hicieran con la sentencia del Tribunal de Karlsruhe en 2020, desde el brazo ejecutivo europeo han reafirmado en un comunicado la primacía del Derecho de la UE ante el varapalo del Tribunal Constitucional polaco. «La Comisión no dudará en hacer uso de sus poderes en virtud de los Tratados para salvaguardar la aplicación uniforme y la integridad del Derecho de la Unión», avisa.

Una de las herramientas clave para la Comisión Europea en los próximos años es la regla de la condicionalidad que ya ha empezado a poner a prueba: los Estados miembros podrán recibir los fondos europeos que les corresponda siempre que respeten el Estado de derecho y los valores recogidos en el Artículo 2 del Tratado de la UE. Hungría y Polonia se oponen. Esta decisión del Constitucional polaco representa un capítulo más de la larga lista de desencuentros entre Varsovia y Bruselas -en plenas negociaciones- que han marcado los últimos años.