r.c.

La UE aprueba nuevas normas que protejan a las víctimas de tráfico

El cambio legislativo garantizará una mejor protección de los ciudadanos implicados en siniestros y un trato igualitario en todos los países miembros

R.C.

Las víctimas de accidentes de tráfico estarán protegidas independientemente de que el siniestro se produzca en su país de residencia o en otro Estado miembro de la Unión. La nueva normativa, aprobada hoy por el pleno con 689 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones, busca cubrir vacíos legales y mejorar la Directiva vigente sobre seguros de vehículos automóviles.

El Parlamento y el Consejo, que acordaron dicha normativa de forma provisional el pasado 22 de junio, se aseguraron de que las personas implicadas en accidentes de tráfico reciban una compensación incluso en caso de quiebra de la compañía aseguradora. Asimismo, el texto apuesta por implantar un historial de reclamaciones armonizado en la UE para evitar cualquier discriminación cuando un asegurado se desplace de un país de la Unión a otro. La comparación entre tarifas y coberturas de diferentes proveedores también será más fácil, gracias a nuevas herramientas de comparación gratuitas e independientes.

Con el objetivo de garantizar el mismo nivel mínimo de protección para las víctimas, la nueva normativa armoniza los importes mínimos obligatorios de cobertura en toda la UE, sin perjuicio de las garantías superiores que los Estados miembros puedan prescribir:

-Daños personales: 6,45 millones de euros por accidente independientemente del número de perjudicados, o 1,3 millones por parte perjudicada.

-Daños a la propiedad: 1,3 millones de euros por accidente con independencia del número de partes perjudicadas.

La nueva norma exime a los vehículos que circulan a menos de 14km, como tractores de jardín y vehículos de movilidad reducida, y también a las bicicletas eléctricas de las obligaciones del seguro para evitar la sobrerregulación. De igual modo, los vehículos destinados a deportes de motor se excluyen de dicha norma.

La eurodiputada Dita Charanzová (Chequia) señaló: «Hoy es un buen día para todos los conductores en Europa y para cualquiera que por desgracia se vea envuelto en un accidente. Si la aseguradora quiebra, estará protegido. El historial común de reclamaciones significa que no habrá excusas para discriminar a los buenos conductores. Hemos protegido el desarrollo de las bicicletas eléctricas, al confirmar que no requerirán seguro. Y hemos terminado con la incertidumbre en torno a los deportes de motor, que podrán seguir compitiendo sin esa exigencia. Son ejemplos concretos de una Europa que funciona para los ciudadanos».