El desconfinamiento no provoca un repunte de contagios en Italia

15/05/2020

«Se ha evitado el temido impacto negativo de la ‘fase dos», celebran los expertos cuando han pasado ya más de 10 días del levantamiento de las restricciones

El desconfinamiento, de momento, no ha provocado un repunte de los contagios de coronavirus en Italia. Cuando han pasado ya más de 10 días desde que inició la llamada ‘fase dos’, en la que se retomaron la mayoría de las actividades económicas y se recuperó buena parte de la movilidad personal, la pandemia sigue en un estadio plano. Este jueves se registraron 922 nuevos casos, una cifra en línea con los días anteriores, mientras siguió cayendo el número de personas actualmente enfermas y de pacientes hospitalizados e ingresados en la uci.

«Deberíamos haber percibido ya los primeros efectos de la reapertura del 4 de mayo, un incremento de casos que por suerte no se ha visto. Considerando que el periodo medio de incubación de la enfermedad es de 5 días, diría que, por el momento, se ha evitado el temido impacto negativo de la ‘fase dos’», confirmó Fabrizio Pregliasco, director sanitario del hospital Galeazzi de Milán, que pidió seguir con la guardia alta.

«En esta fase vemos casos que tienen un menor riesgo. Hay que establecer si ha habido variaciones genéticas, que hasta ahora no se han demostrado pero podrían darse, porque el virus parece menos invasivo», comentó Pregliasco en una entrevista con el diario Quotidiano.net.

La pandemia registró ayer un ligero repunte en la cifra de decesos, pues se registraron 262 muertes, elevando así el número de fallecidos por el coronavirus en Italia hasta los 31.368. Los contagiados totales son 223.000, de los que 115.000 ya han superado la enfermedad.

Para Vittorio Demicheli, epidemiólogo y director sanitario en la consejería de Sanidad de Lombardía, la región italiana más golpeada por el Covid-19, no resulta preocupante el leve aumento de ayer en el número de muertos. «Ese dato es el último en bajar de forma definitiva. Y en cierta forma, aunque es el más triste de comunicar, es también el último que nos preocupa en este momento», comentó en el ‘Corriere della Sera’.

«Son muertes de personas que habían contraído la infección hace un mes. Se trata de historias clínicas largas que no tienen que ver con el momento presente. Los casos de jóvenes enfermos cuya situación se precipitaba rápidamente sólo se dieron en los momentos dramáticos del pasado», aseguró Demicheli, destacando que en la fase actual de levantamiento de las restricciones, la atención está focalizada en el eventual repunte de los contagios.

Tras superar con nota la primera fase del desconfinamiento, Italia dará el próximo lunes un nuevo paso hacia la nueva normalidad con la reapertura de las tiendas, peluquerías, restaurantes, bares y cafeterías en buena parte del país. Algunas regiones han adelantado ya el reinicio de estas actividades productivas, que deben desarrollarse siempre respetando la distancia de seguridad y el resto de recomendaciones para evitar los contagios.

Se espera que el primer ministro, Giuseppe Conte, comparezca este fin de semana para explicar los detalles de esta nueva fase. El líder de la oposición, Matteo Salvini, secretario de la Liga, criticó que los empresarios «tengan que esperar al domingo a que el Gobierno les diga cuáles son los protocolos de seguridad para reabrir el lunes». «Todo esto me parece lejos del mundo real», comentó en Radio 24.