Las protestas se recrudecieron en Ohio tras la difusión del vídeo. / Foto: afp | Vídeo: atlas

La Policía de Ohio acribilla con 60 disparos a un joven negro tras una infracción de tráfico

El fallecido, que iba desarmado, intentó huir cuando su vehículo fue interceptado

IÑIGO FERNÁNDEZ DE LUCIO

Ocho policías acribillaron la semana pasada a un joven afroamericano en el Estado norteamericano de Ohio después de que huyera tras haber cometido, supuestamente, una infracción de tráfico. Jayland Walker, de 25 años, se encontraba desarmado cuando fue abatido por los agentes, que descerrajaron hasta sesenta disparos. Los uniformados involucrados han sido suspendidos del servicio en espera de la investigación judicial.

Los hechos sucedieron el pasado 27 de junio. Los agentes dieron el alto a Walker por supuestamente haber cometido una infracción de tráfico. El joven no detuvo su vehículo, por lo que se dio comienzo a una persecución por la ciudad de Akron.

Sin embargo, apenas un minuto después un agente aseguró oír un disparo proveniente del coche del sospechoso, por lo que la naturaleza del operativo pasó «de una parada de tráfico rutinaria a un asunto de seguridad pública», según explicaron las autoridades locales en una rueda de prensa. Un vídeo de las cámaras de seguridad de la zona muestra un fogonazo desde la ventana del conductor del vehículo conducido por Walker.

Los funcionarios lograron acorralar el coche. Según la Policía, en ese momento portaban pistolas Tasers, de descarga eléctrica. Al verse rodeado, el joven salió del automóvil y huyó hacia la carrera. Llevaba el rostro cubierto por un pasamontañas.

Un vídeo difundido por la propia Policía, grabado desde las cámaras corporales que los agentes están obligados a llevar por ley, muestra cómo en un momento de la persecución el fallecido se da la vuelta. En ese instante es cuando varios agentes abren fuego. Los forenses hallaron hasta sesenta heridas de bala en su cuerpo. Los policías, según la versión oficial, pensaban que iba armado, lo que quedó descartado en el registro posterior. El joven portaba una pistola, pero no la sacó del vehículo. Además, estaba descargada.

La muerte de Walker y la difusión de las grabaciones generaron una ola de indignación. Cientos de personas marcharon el domingo frente al Ayuntamiento de Akron, en el cuarto día de manifestaciones. Los convocantes produjeron algunos desórdenes y protagonizaron incidentes.