Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 16 de junio
Un familiar de las víctimas habla con los medios de comunicación frente al colegio. Jordan Vonderhaar/afp
Uvalde despide a su jefe de Policía por la fallida respuesta a la masacre de la escuela

Uvalde despide a su jefe de Policía por la fallida respuesta a la masacre de la escuela

Veintidós personas, entre ellas diecinueve niños, fueron asesinadas por un exalumno mientras que los agentes retardaban su intervención

caroline conejero

Nueva York

Jueves, 25 de agosto 2022, 10:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tras la fuerte presión para responsabilizar a la Policía, el distrito escolar de Uvalde despidió al jefe de policía, Pete Arredondo, por su incompetente respuesta al masivo tiroteo en la escuela primaria de Texas que terminó con la vida de diecinueve estudiantes y dos maestras el pasado 24 de mayo. En una votación unánime después de meses de furiosas peticiones para su destitución, la junta directiva del Distrito Escolar tomó la decisión de expulsar a Arredondo ante un auditorio padres y sobrevivientes de la masacre.

Arredondo, de baja desde el 22 de junio, se convierte en el primer oficial en perder su puesto por su torpe y vacilante respuesta al frente de casi 400 agentes policiales fuertemente armados que esperaron más de 70 minutos para confrontar al atacante de 18 años, mientras afuera los padres les imploraban a tomar acción.

La destitución se produce tres meses después de la masacre, uno de los tiroteos en centros escolares más mortíferos en la historia, y a menos de dos semanas del retorno a la escuela de los estudiantes, todavía traumatizados por el horror de la tragedia.

El jefe de policía del distrito escolar de unos 4.000 estudiantes ha estado bajo una intensa investigación de la Policía estatal y una fuerte censura pública. Un informe condenatorio de la legislatura estatal en julio encontró graves fallos de actuación por no hacerse cargo de la escena, no irrumpir en el aula antes y perder el tiempo buscando la llave de la puerta del aula que probablemente no estaba cerrada. El informe también criticó la actuación de la policía estatal y federal.

Sin protocolos

El distrito escolar carecía de protocolos de respuesta a 'tirador activo' que fueron adoptados a raíz del tiroteo en la escuela de Columbine en 1999.

Arredondo no asistió a la reunión de la junta escolar, y, a través de su abogado, acusó a la junta escolar de poner en riesgo su seguridad al no permitirle llevar un arma a la reunión, señalando que había recibido amenazas de muerte.

Su abogado, George Hyde, hizo pública una desafiante y mordaz declaración de diecisiete páginas en la que criticó a los funcionarios estatales, y defendió sus acciones y las de las fuerzas policiales que calificó de «razonables». La declaración señalaba que el jefe no participaría en su «propio linchamiento público, ilegal e inconstitucional», y acusó al distrito de no estar preparado contra el tiroteo y de convertirle en «chivo expiatorio» y «cordero sacrificial».

Cuando se supo que Arredondo no asistiría a la reunión, algunos en el auditorio, incluidos los padres de las víctimas, gritaron: «¡Cobarde!», «¿Qué pasa con nuestros hijos?».

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios