Joe Biden. / AFP

Los republicanos aceptan ampliar el techo de la deuda

El Senado da un respiro a Biden con un acuerdo temporal hasta el 3 de diciembre, que evita el incumplimiento de pagos del Gobierno

CAROLINE CONEJERO Corresponsal. Nueva York

Los líderes del Senado llegaron a un acuerdo temporal este jueves para elevar el techo de la deuda hasta diciembre, evitando con ello la catástrofe económica a menos de dos semanas con un parche temporal que solo garantiza otro encontronazo fiscal para la temporada de fiestas. La propuesta ofreció una salida a la crisis fiscal que enfrenta el país a corto plazo, así como una vía al líder republicano Mitch McConnell para aplacar las críticas de imprudencia contra su partido por el bloqueo de la Cámara Alta a permitir que los demócratas lograran su aprobación.

La oferta de McConnell pone de manifiesto el nerviosismo entre los republicanos ante el riesgo de un incumplimiento de pagos del Gobierno federal que se avecina en solo 12 días, y cuya responsabilidad hubiera recaído sobre ellos. El parche legislativo resuelve el bloqueo hasta el 3 de diciembre, autorizando los pagos de deuda adquirida en el pasado por administraciones de ambos partidos.

La obstrucción de los republicanos pretendía forzar a los demócratas a usar el lento y complicado procedimiento de reconciliación, que aunque permite la aprobación por mayoría simple de 51 votos, no hubiera logrado estar listo antes del plazo límite.

El Gobierno advirtió que el Departamento del Tesoro podría quedarse sin dinero el 18 de octubre, lo que hubiera generado un efecto de colapso económico en cascada, incluida la caída en picado de los mercados financieros, un incremento súbito en los tipos de interés y la suspensión de pagos de beneficios a millones de estadounidenses. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió que el bloqueo del Congreso podría causar «daños irreparables» a la economía y los mercados bursátiles globales.

Ambos partidos han etiquetado el parche del límite de la deuda como una victoria a pesar de que la solución a corto plazo envía al futuro un enfrentamiento que podría ser más complicado. El liderazgo republicano, preocupado con evitar otorgar una victoria legislativa a los demócratas de cara a las elecciones de medio tiempo de 2022 en la que estos últimos mantienen estrechos márgenes en numerosos distritos electorales, utilizó el bloqueo para el desgaste político del partido en el poder. Así, el liderazgo republicano de McConnell esperó hasta el último minuto, poniendo en riesgo el descontento de la banca y de las instituciones financieras, aliados naturale de los conservadores.

Una segunda vía

A las tácticas dilatorias se añade que la Cámara de Representantes, que debe aprobar primero una resolución presupuestaria para instruir el proceso, ni siquiera está en sesión esta semana. La creación de una excepción a las reglas de obstrucción, como el filibusterismo, abriría una nueva vía para avanzar legislación con una mayoría de 60 votos, aunque obligaría a los demócratas a encontrar 10 votos de apoyo entre los republicanos moderados. Esta vía pondría fin al obstruccionismo del Senado y supondría el establecimiento de un gobierno de mayoría absoluta.

Entretanto, un nuevo informe publicado este jueves revela un nuevo repunte económico bajo la Administración de Biden, que en septiembre añadió 568.000 nuevos puestos de trabajo, más de 100.000 por encima de las proyecciones del Dow Jones para ese mes. El estudio de la empresa de procesamiento de nóminas ADP muestra un considerable aumento de nuevas contrataciones en toda la economía, que no solo supera las previsiones, sino que descarta las especulaciones sobre una desaceleración en otoño.