Pat Ryan, el candidato demócrata que resultó ganador en las primarias del Estado de Nueva York. / Reuters

Las primarias de Nueva York dan esperanzas a los demócratas de cara a las elecciones de noviembre

El candidato de Biden se impone al aspirante republicano en una votación especial para cubrir una vacante en la Cámara de Representantes que ha servido para poner a prueba a ambas formaciones ante los comicios de mitad de mandato

CAROLINE CONEJERO Nueva York

Los demócratas obtuvieron una sorprendente victoria en una elección especial en el norte del Estado de Nueva York, con un electorado predominantemente conservador, un indicador de que los demócratas podrían sostener una posición más fuerte de lo que se estima de cara a los comicios de mitad de mandato que se celebrarán el próximo noviembre.

La elección para cubrir una vacante en la Cámara de Representantes otorgó la victoria al demócrata Pat Ryan sobre el republicano Marc Molinaro, en una reñida contienda que atrajo la atención nacional como campo de prueba de las estrategias de ambos partidos.

La campaña de Ryan capitalizó en la decisión de la Corte Suprema de suspender casi medio siglo del derecho al aborto, y, en la defensa de la democracia, una dinámica de cambio que los demócratas esperan que se repita en contiendas electorales a través del país.

A pesar de los bajos índices de aprobación del presidente Joe Biden y la tendencia histórica de los votantes a castigar al partido en el poder en las elecciones de mitad de legislatura, los demócratas albergan esperanzas de mantener sus números en el congreso, si no de mejorarlos.

Expectación en Florida

En otros resultados, el vencedor de las primarias demócratas en Florida, Charlie Crist desafiará al gobernador republicano Ron DeSantis en noviembre, en otra contienda electoral que pondrá a prueba en las generales la ofensiva de la guerra cultural de los republicanos.

Crist, un exgobernador republicano de Florida que se cambió de partido y se convirtió en congresista demócrata, basó su campaña en su oposición a la prohibición del aborto en 15 semanas firmada por DeSantis, y en su discurso de victoria se comprometió a poner fin a las esperanzas de la Casa Blanca del «aspirante a dictador» DeSantis.