Escena del tiroteo masivo en Illinois. / Foto: efe | Vídeo: Atlas

Detenido un joven de 22 años por el tiroteo que ha dejado al menos seis muertos en Illinois

El asesino, que también dejó dos docenas de heridos, disparó de forma indiscriminada contra los vecinos del pueblo de Highland Park mientras celebraban la festividad del 4 de Julio

ANJE RIBERA

Un francotirador apostado en un tejado acabó en la mañana de ayer -siete horas más en España- con la vida de al menos seis personas que participaban en el desfile del Día de la Independencia en Highland Park, una localidad de 30.000 habitantes del estado de Illinois situada a unos 40 kilómetros de Chicago, en el noreste de EE UU. Las autoridades confirmaron que al menos había también dos docenas de heridos que fueron ingresados en dos centros sanitarios. «Veintiséis personas han sido trasladadas al hospital Highland Park y cinco al Evanston, la gran mayoría con heridas de bala, aunque algunas también resultaron lesionadas como resultado del caos que siguió al incidente». La inmediata intervención policial desataba una desaforada caza al hombre que concluyó horas después con la detención del sospechoso, un joven de 22 años.

Robert E. Crimo, el joven detenido. / EFE

Los disparos acabaron con el desfile apenas diez minutos después de su inicio, confirmó la emisora WBBM. Los participantes se vieron sorprendidos al escuchar hasta una veintena de detonaciones de arma de fuego. La Policía y los Bomberos recibieron el primer aviso de un tirador activo sobre las 10.15 horas. Al llegar, confirmaron múltiples víctimas y se iniciaron maniobras de reanimación cardiorespiratoria con varias de ellas. «Parecía una zona de guerra. La gente lloraba, gritaba y nadie sabía lo que estaba pasando», relató un testigo a esta radio local.

Posteriormente, comenzaron a circular por las redes sociales vídeos en los que se veía a los espectadores de la parada sentados en un bordillo tranquilamente cuando alguien gritó «¡disparos!» y los componentes de una de las bandas del desfile y el público comenzaron a correr para huir. El pánico hizo que dejaran atrás sillas, cochecitos de bebé y zapatos mientras buscaban refugio.

«Poneos a salvo»

El congresista por Illinois Bob Morgan, que participaba en el acto, informó en su cuenta de Twitter del tiroteo. «Estoy bien, pero hay varios heridos. Por favor, alejaros de la zona, poneos a salvo y rezad por los heridos», indicó.

Ante el peligro que entrañaba que el tirador todavía no había sido detenido, las autoridades pidieron a la población que evitara la zona de la calle Green Bay y de la calle Central. Mientras, el FBI pidió que cualquier persona que tuviera una grabación del tiroteo o posible información sobre el asesino se pusiera en contacto con sus oficinas. Agentes de Highland Park y varias otras jurisdicciones, incluidos miembros de la Policía Estatal de Illinois, algunos armados con rifles, patrullaban el área en busca del individuo. Horas después, detuvieron a las afueras de Chicago a un joven blanco de 22 años identificado como Robert E. Crimo III.

El presidente de EE UU, Joe Biden, se declaró «conmocionado» por el último episodio de la «epidemia de violencia con armas de fuego». «No voy a dejar de luchar contra la epidemia de violencia armada», prometió. La semana pasada Biden firmó la primera legislación importante en décadas sobre seguridad y control de armas, solo días después de que la Corte Suprema reconociera el derecho fundamental de los estadounidenses a portarlas.

El debate sobre el control de armas, que divide profundamente a la sociedad, se ha reavivado tras las dos masacres más recientes, la de 10 afroestadounidenses en el norte del estado de Nueva York y la de 19 estudiantes y dos maestras en una escuela de primaria de la localidad de Uvalde, en Texas.

De acuerdo con el sitio web Gun Violence Archive, en 2022 van 309 tiroteos registrados en Estados Unidos, incluyendo al menos otros tres el 4 de julio, sin víctimas. «Es devastador que la celebración de Estados Unidos fuera desgarrada por una peste exclusivamente estadounidense», dijo el gobernador de Illinois, JB Pritzker, a la prensa.

«Un día dedicado a la libertad ha puesto de relieve la única libertad que como país nos negamos a defender: la libertad de nuestros conciudadanos a vivir sin miedo de la violencia armada», afirmó.