Allen Weisselberg, este jueves a su salida del juzgado de Nueva York / reuters

El exjefe financiero de Trump se declara culpable de fraude fiscal

Allen Weisselberg pacta una reducción de condena con la Fiscalía a cambio de testificar contra la corporación del expresidente de EE UU

CAROLINE CONEJERO Nueva York

El exjefe financiero (CFO) de Trump Allen Weisselberg se declaró culpable este jueves en un juzgado de Manhattan, Nueva York, de cargos de fraude fiscal en virtud de un acuerdo de culpabilidad con la Fiscalía, a cambio de testificar contra la Organización Trump como parte de la investigación en curso por una trama de fraude.

El CFO de la organización durante cinco décadas y uno de ejecutivos de más confianza de Trump, estaba imputado de 15 delitos de fraude fiscal por no pagar impuestos. En su comparecencia en el juicio, Weisselberg declaró ante el juez Juan Merchan haber incurrido en conducta delictiva 15 veces por los cargos de los que se le acusaba.

El ex asociado de Trump cumplirá 5 meses de prisión y 5 años de libertad condicional. Adicionalmente, tendrá que pagar los cerca de 2 millones de dólares que debía en impuestos.

Weisselberg admitió la trama de evasión fiscal durante 15 años por un total de ingresos de 1,76 millones de dólares y pagos en especie como el uso de un apartamento de lujo, dos vehículos de gama alta, renovación del mobiliario y el pago de la matrícula de sus nietos en colegios exclusivos.

Weisselberg, de 75 años, cumplirá la condena en la nefasta cárcel de Rikers Island, en Nueva York, conocida por la violencia y el abuso a los presos. Su acuerdo con la Fiscalía complica aún más los problemas legales del expresidente, cuya corporación se enfrenta a cargos similares por prácticas comerciales ilícitas en un juicio que se celebra en octubre, aunque se ha negado a declarar contra el magnate.

El fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, declaró que Weisselberg usó su posición en la Organización Trump para engañar a los contribuyentes y enriquecerse. El acuerdo de culpabilidad de Weisselberg implica directamente a la Organización Trump en una amplia serie de actividades delictivas.

Según el fiscal Bragg el testimonio de Weisselberg será extremadamente valioso para probar el caso en la corte contra la Organización Trump en el próximo juicio contra la corporación.

Registro de la mansión

Weisselberg empezó a trabajar como contable para el padre de Trump, Fred Trump, en 1973 y nadie fuera de la familia Trump sabe más sobre sus negocios. La ex esposa del hijo de Allen Weisselberg, Jennifer Weisselberg describió la relación entre ambos como la de 'Batman y Robin' en una entrevista para 'The New York Times'.

Weisselberg fue detenido en julio de 2021. La declaración de culpabilidad de Weisselberg se suma a la larga serie de problemas legales que rodean al expresidente en este momento.

Mientras tanto, un tribunal de Florida se prepara para escuchar argumentos sobre si hacer o no pública la declaración jurada (secreto de sumario) que justificó el registro del FBI en Mar-a-Lago.