Borrar
Trump realiza un gesto de fortaleza durante uno de sus últimos mítines. AFP
Las descalificaciones de Trump a los socios de la OTAN sólo duelen en Europa

Las descalificaciones de Trump a los socios de la OTAN sólo duelen en Europa

Los republicanos salen en su defensa y atribuyen a la campaña electoral la invitación a Rusia para que ataque a los aliados que no inviertan en defensa

MERCEDES GALLEGO

Corresponsal. Nueva York

Lunes, 12 de febrero 2024, 21:22

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Donald Trump ni siquiera ha ganado todavía la nominación del Partido Republicano como candidato presidencial, pero todo el mundo lo ve ya como inevitable. Al ser el líder del partido de Reagan y Bush, las críticas de sus correligionarios son sutiles, aunque especialmente significativas en el contexto de lealtad que demanda. «Venga hombre, ¡es Trump!». Así respondió el senador Lindsey Graham, que ha sido uno de sus grandes aliados.

La idea de que sus incendiarios comentarios sobre invitar a Rusia a atacar países de la OTAN son fuegos artificiales, propios de la campaña electoral, sólo ha causado más malestar en Europa, donde el jefe de la política exterior comunitaria, Josep Borrell, advirtió molesto que la OTAN «no puede depender del humor de los presidentes de Estados Unidos. ¡Seamos serios!», bramó al negarse a profundizar en «una idea tonta» que emerge de la campaña.

En la Casa Blanca, el presidente, Joe Biden, calificó las palabras de Trump de «tremendas y peligrosas», según dijo en un comunicado con el que esperaba tranquilizar a los aliados. Al fin y al cabo, todavía es él quien está al mando. El viernes, sin ir más lejos, estuvo discutiendo con el canciller alemán, Olaf Shultz, la seguridad europea de cara a la próxima cumbre de Múnich.

Alemania está en la mira de Trump por ser la mayor economía de los veinte países que no cumplen con el objetivo de dedicar a su defensa el 2% de su PIB, motivo por el que Shultz se apresuró ayer a asegurar que incrementará el gasto y animó al resto de sus colegas europeos a imitarle. «Solo el poder de Alemania no es suficiente», advirtió. En realidad únicamente los países que más temen a Rusia cumplen los objetivos marcados en 2014: Polonia, Estonia, Lituania, Finlandia, Rumanía, Hungría, Letonia y Eslovaquia, aparte de Gran Bretaña y Estados Unidos.

No existen deudas

Los medios de comunicación estadounidenses han tenido que aclarar a la opinión pública que los países de la OTAN no le deben dinero a Estados Unidos, como hace pensar Trump, sino que son inversiones en defensa. Además, apenas la pasada semana los europeos llegaron a un acuerdo histórico por el que han comprometido 50.000 millones de euros para Ucrania. En comparación, el paquete estadounidense por una cifra similar sigue en el limbo por la resistencia de los republicanos en el Congreso, que oyen la voz de Trump.

La mujer que aspira a ser su alternativa como candidata presidencial encabeza las críticas a sus «irresponsables» comentarios dentro del partido conservador. «No te pongas nunca del lado de un bandido que mata a sus oponentes», dijo la exembajadora en la ONU Nikki Haley. Incluso algunos de los aliados de Trump, como el senador Rand Paul, que ayer boicoteaba el paquete de ayuda para Ucrania, Israel y Taiwán mediante el proceso de 'filibuster', que consiste en eternizar su respuesta oral para ganar tiempo, admitió que lo que había dicho el expresidente era «una estupidez».

Las críticas más duras vinieron de quienes han ostentado el cargo en la OTAN, como el general retirado Wesley Clark, para quien la idea de alentar a Rusia a invadir países aliados «sólo puede venir de una mente trastornada y retorcida». El almirante James Stavridis aseguró, por su parte, que la «misteriosa» conversación mencionada por Trump, en la que «el líder de un gran país europeo» le habría preguntado «señor, si no pagamos y nos ataca Rusia, ¿nos protegería usted?», nunca ocurrió. «Te lo puedo asegurar», garantizó a la presentadora de MSNBC Andrea Michel.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios