Simpatizantes del expresidente estadounidense Donald Trump durante el asalto al Capitolio perpetrado el 6 de enero de 2021. / REUTERS

La comisión que investiga el asalto al Capitolio celebra su última audiencia pública

La sesión se enfocará en presentar el sumario de los hechos de una investigación que ha durado más de un año y que ha recopilado más de 130.000 documentos y más de 1.000 testimonios

CAROLINE CONEJERO Nueva York

La Comisión del Congreso que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero y el intento del expresidente Trump para anular las elecciones de 2020, celebra mañana lo que probablemente será su última audiencia pública antes de la publicación del informe final con sus conclusiones y recomendaciones. De carácter más amplio que otras anteriores, la audiencia se enfocará en presentar el sumario de los hechos de una investigación que ha durado más de un año y que ha recopilado más de 130.000 documentos, así como los testimonios de más de 1.000 testigos.

Según el presidente del comité, Bennie Thompson, el panel mostrará el miércoles imágenes cruciales y declaraciones de testigos clave que aún no han sido utilizadas en audiencias anteriores. Entre otras imágenes, el panel exhibirá fragmentos del documental del aliado de Trump, Roger Stone. La Comisión planea completar un informe provisional el próximo mes, antes del dossier final que se publicará hacia finales de año. Las audiencias públicas del comité a principios de verano mostraron testimonios explosivos de más de veinte testigos clave, incluidos exfuncionarios de la Casa Blanca y del Departamento de Justicia.

La comisión, que continúa su extensa investigación para establecer la cronología de los intentos de Trump de interferir en las elecciones mucho después incluso del 6 de enero, ha enviado nuevas citaciones y ha entrevistado testigos desde su última audiencia pública el pasado julio. Entre los citados se encuentra el presidente de la Asamblea legislativa de Wisconsin, Robin Vos, con quien la Comisión quiere hablar para conocer los detalles de una llamada telefónica de Trump en julio en la que el expresidente instó a Vos a actuar para descertificar la victoria del presidente Joe Biden en el Estado.

Piden bloquear la citación

Vos, en los últimos días de su campaña de reelección, ha demandado a la Comisión para bloquear la citación, aduciendo que la investigación sobre su llamada con Trump excede el alcance de los acontecimientos del 6 de enero y perjudica su reelección. La Comisión ha pedido también al expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, que ofrezca su testimonio voluntariamente.

Por otra parte, Virginia 'Ginni' Thomas, esposa del juez de la Corte Suprema Clarence Thomas, accedió la semana pasada a declarar ante el comité —evitando así una citación— sobre su implicación en la trama para mantener a Trump en el poder tras su derrota electoral en 2020.

'Ginni' Thomas envió mensajes de texto al entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, correos electrónicos al autor intelectual del intento de golpe, el abogado John Eastman, así como, a los legisladores estatales de Arizona y Wisconsin como parte de la campaña de presión de los republicanos para descertificar la victoria de Biden.

Activismo de extrema derecha

El activismo de extrema derecha de la cónyuge de un juez de la corte suprema en funciones, tanto a través de su propia firma Liberty Consulting, como de otros grupos extremistas que reciben dinero opaco como CNP Action y Turning Point USA, pone de relieve el grave e insostenible conflicto de interés con la posición de su esposo Clarence Thomas en el tribunal, así como potenciales consecuencias penales por su participación en la trama del golpe.

Otros testigos intentan bloquear en los tribunales federales las citaciones de la comisión, entre ellos el exjefe de gabinete Mark Meadows, litigaciones que no está claro puedan resolverse antes de fin de año. Los 2.000 mensajes de texto de Meadows entregados a la Comisión revelan lo que se considera el mapa de ruta del intento de golpe, una trama que involucra a los tres brazos del gobierno, incluido el Pentágono.

Esta semana ha salido a la luz la incidencia de una llamada que tuvo lugar el 6 de enero desde la Casa Blanca a uno de los implicados en el ataque al Capitolio, así como un mensaje entre Meadows y uno de los insurrectos. La del miércoles será la última audiencia pública para la congresista y vicepresidenta del comité, Liz Cheney, tras perder las primarias de reelección en agosto contra una candidata de Trump. Cheney y el congresista Adam Kinzinger, que también deja el congreso, son los únicos dos republicanos de la Cámara miembros del panel.