Joe Biden se quita la mascarilla, en un acto en la Casa Blanca. / EFE

Biden obliga a las empresas de más de 100 empleados exigir la vacuna

«Esto no se trata de tu libertad o tu elección personal», advirtió el presidente ante la existencia de 70 millones de reticentes a la inmunización en EE UU

MERCEDES GALLEGO Nueva York

«Se nos está acabando la paciencia», dijo este jueves sin cortapisas Joe Biden. El presidente cumplió su promesa de facilitar vacunas gratis para todos los estadounidenses, pero unos 70 millones de estadounidenses no la han querido. Ahora dos tercios de todos los trabajadores ya no tendrán la opción de elegir. Biden anunció este jueves que las empresas con más de cien empleados tendrán que exigirla o requerir una prueba negativa de covid todas las semanas.

La medida es semejante a la que existía desde el 29 de julio para los funcionarios del gobierno federal, a los que ahora se les da otra vuelta de tuerca porque ya no podrán esquivar la vacunación con las pruebas de la covid-19, sino que tendrán que vacunarse.

«Esto no se trata de tu libertad o tu elección personal», advirtió el mandatario a los reticentes, en un discurso ante la nación. «Se trata de proteger a la gente que te rodea, a la gente con quien trabajas y a la gente a la que amas».

Grandes empresas como United Airlines, Disney «o incluso Fox News», remachó, ya la habían implementado sin mandato federal, pero ahora se extenderá a todas y se añadirán los centros médicos, grandes o pequeños, que acepten los seguros públicos de salud, algo que afectará a 17 millones de personas adicionales. Además, «los que quieran trabajar con el gobierno federal tendrán que vacunarse», dijo el mandatario, al hacer extensivo el mandato a los contratistas que hagan negocios con Washington y sus empleados.

Con la variante delta en aumento, el comienzo del curso y la temporada de gripe a punto de inaugurar el otoño, el plan de acción para evitar otra oleada mortal incluye una inversión de 2.000 millones de dólares que facilite el acceso a precio de coste de los test de diagnóstico para hacer en casa, así como el medicamento de anticuerpos monoclonal, que reduce la mortalidad de covid-19 un 70%, y un cargamento de dosis de refuerzo de Pfizer para los ya vacunados que el gobierno federal tiene listos a la espera de que su autoridad sanitaria lo apruebe.