Cientos de británicos salen a la calle para protestar por la subida de los precios