Una mujer con problemas de movilidad es evacuada de la localidad de Irpin en un carro de supermercado./AFP

Una mujer con problemas de movilidad es evacuada de la localidad de Irpin en un carro de supermercado. / AFP

China pide a la UE «contención» para evitar el «descontrol» de la crisis

Pekín lama a «unir esfuerzos» para alentar una solución diplomática e «impedir que las tensiones se recrudezcan» en una reunión telemática con Macron y el canciller Scholz

BEATRIZ JUEZ Corresponsal en París

El presidente francés, Emmanuel Macron, su homólogo chino, Xi Jinping, y el canciller alemán, Olaf Scholz, abordaron este martes por videoconferencia la situación en Ucrania. Según la televisión estatal china CCTV, Xi calificó de «preocupante» la crisis bélica y pidió a los líderes europeos «contención máxima para prevenir una crisis humanitaria a gran escala». «Preocupado» por el hecho de que la guerra haya vuelto otra vez al continente europeo, el mandatario del gigante asiático situó la prioridad en «impedir que las tensiones se recrudezcan o incluso se descontrolen».

Pekín, que mantiene estrechos lazos con el Kremlin y que, a través de algunos de sus portavoces, se ha mostrado dispuesto a mediar entre Vladímir Putin y Volodímir Zelenski, aunque sin concretar la fórmula, instó a París y Berlín a «unir esfuerzos» para apoyar la vía diplomática y «animar a ambas partes para que mantengan la inercia de las negociaciones, superen las dificultades y continúen en contacto para conseguir la paz». Además, reiteró su oferta de enviar ayuda humanitaria a Ucrania.

El comunicado emitido por el Palacio del Elíseo dio cuenta de que los tres dirigentes analizaron las «consecuencias dramáticas de la agresión rusa a Ucrania, en particular el número creciente de víctimas civiles y refugiados». Xi apoyó, según París, el trabajo desarrollado estos días por Macron y Scholz en pro de lograr un alto al fuego y asegurar el acceso de la población al socorro internacional coordinado por Naciones Unidas.

Durante su reunión, hablaron de los esfuerzos que se están realizando a nivel mundial, «incluido el papel de las sanciones» económicas y financieras impuestas a Rusia, para tratar de conseguir «una solución diplomática» al conflicto. Xi Jinping recordó a sus interlocutores «la importancia del principio de respeto de la soberanía y la integridad territorial» de los Estados.

A pesar de haber rechazado hasta el momento condenar la agresión militar sobre Ucrania, considera que es necesario unirse para «reducir el impacto negativo de la crisis». N obstante, advirtió a los líderes europeos que las sanciones de Occidente a Rusia «lastrarán la economía mundial, que ya se enfrenta a la pesada carga de la pandemia» y «afectarán las finanzas mundiales, la energía, el transporte y la estabilidad de la cadena de suministros». «Y eso no es interés de nadie», advirtió Pekín.

Los tres dirigentes acordaron seguir «en contacto estrecho» sobre la situación en Ucrania. Durante su reunión, también hablaron de las relaciones entre la Unión Europea y China y de la posibilidad de un acuerdo sobre el programa nuclear en Irán.