Bolsonaro asegura que hay cambios en Brasil que son a peor

ATLAS ESPAÑA

Lula y la izquierda brasileña no pueden cantar victoria todavía. Han celebrado el triunfo en primera vuelta, pero con un sabor agridulce. Bolsonaro ha estado mucho más fuerte de lo que apuntaban las encuestas, y ha llegado al 43 por ciento del voto, a solo cinco puntos de distancia.Para desgracia de muchos, ha dicho Lula, tienen treinta días más para verme. El expresidente está seguro de que Brasil se unirá a la marea de izquierdas que gobierna Iberoamérica y de que el único inconveniente es que tendrá que aplazar su luna de miel.Bolsonaro, que ha comparecido solo, sin políticos ni seguidores y separado de la prensa por una barrera, de momento no habla de fraude electoral. Se limita a decir que hay cambios que son a peor. Si pierde en segunda vuelta, será fundamental la diferencia con Lula. Bolsonaro ya ha calentado a sus incondicionales sembrando dudas sobre el sistema de voto electrónico que existe en Brasil.