Aumenta la tensión por una posible invasión de Ucrania por parte de Rusia

ATLAS ESPAÑA

Las palabras siguen su curso, los hechos también y con una dinámica que se acelera. Vladimir Putin continúa desplazando blindados y tropas a su frontera con Ucrania, pero también envía militares a Bielorrusia, su país amigo, y desde donde poder lanzar igualmente una invasión. Ucrania no está lógicamente de brazos cruzados. Está movilizando no solo al Ejército sino a la población civil de entre 18 y 60 años, y acaba de recibir armamento de defensa antitanque procedente del Reino Unido. Aunque el arma más potente que tiene Ucrania es otra. El presidente Zelenski ha sacado la alfombra roja para saludarla: hablamos del apoyo incondicional de los Estados Unidos. El secretario de Estado, Antony Blinken, asegura que apuestan por la vía diplomática, pero que esta triunfe depende exclusivamente del presidente ruso. El canciller alemán ha avisado: Europa no permitirá que las fronteras del continente se muevan por la fuerza. El viernes habrá una reunión clave entre Rusia y Estados Unidos. Aún es tiempo de palabras.-Redacción-