vídeo: ep

Primer muerto por la covid en China en ocho meses

En los últimos días han vuelto a surgir varios brotes en el país asiático, que todavía está muy lejos de los casos que se registran en otras partes del mundo

COLPISA / AFP Madrid

China ha anunciado este jueves el primer muerto por covid en ocho meses, poco antes de la llegada del equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de estudiar el origen del coronavirus.

El equipo de la OMS, integrado por 10 científicos de diferentes nacionalidades, ha llegado hoy a Wuhan (centro), donde surgió el virus a finales de 2019, en un vuelo proveniente de Singapur.

China, donde se detectó por primera vez el covid-19 hace un año, había conseguido erradicar la pandemia desde la primavera pasada, gracias a contundentes medidas de control de los desplazamientos, el uso generalizado de la mascarilla y los confinamientos y aplicaciones de rastreo de los teléfonos móviles.

Pero en los últimos días han vuelto a surgir varios brotes en el país, aunque todavía está muy lejos de los casos que se registran en otras partes del mundo.

La mayoría de los nuevos casos se registran en Hebei, inmensa provincia que rodea la capital Pekín, con 81 casos. Según las autoridades sanitarias la persona fallecida fue precisamente en esta provincia.

El último fallecimiento en China por covid-19, antes del de este jueves, databa de mayo pasado. Según el balance oficial, 4.635 personas han muerto en el país por covid-19, que ya ha causado casi dos millones de fallecidos en el mundo.

La noticia se propagó como la pólvora por las redes sociales y ya supera los 100 millones de comentarios en Weibo, el equivalente de Twitter en China.

«Es impactante, hace mucho tiempo que no veía las palabras 'muerto de virus'» en China, se alarmaba un internauta que desea rápidamente el fin de la epidemia.

Este nuevo fallecimiento en China se produce tras la aparición de varios brotes que han llevado a las autoridades a actuar con contundencia.

Heilongjiang, provincia limítrofe de Rusia, declaró el miércoles el «estado de urgencia». Sus 37,5 millones de habitantes no pueden salir de la provincia salvo en casos de urgencia y se anularon las congregaciones previstas.

Por otra parte, una de las ciudades de la provincia, Suihua, donde viven más de cinco millones de habitantes, quedó en cuarentena el lunes. Los habitantes deben permanecer en sus casas y los transportes públicos han quedado suspendidos.

El aumento de los casos preocupa al poder con la llegada del Nuevo Año chino, que este año cae el 12 de febrero, y que genera millones de desplazamientos de trabajadores migrantes que vuelven con sus familias.

No obstante, es poco probable que China registre una «propagación a gran escala» del coronavirus, aseguró el miércoles Feng Zijian, director adjunto del Centro Nacional de Control y Prevención de Enfermedades.