Un hombre es arrestado durante una protesta contra el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en La Habana. / AFP

La presión internacional obliga a Cuba a respetar la libertad de prensa

El régimen de La Habana devuelve solo dos de las cinco acreditaciones que había retirado a los periodistas de EFE antes de la 'Marcha Cívica'

DIANA MARTÍNEZ

Aumenta la tensión en Cuba. Las autoridades de La Habana retiraron este domingo de madrugada las acreditaciones de prensa a los periodistas de la agencia EFE que cubren el territorio, en vísperas de la ilegalizada 'Marcha Cívica' de este lunes para pedir un cambio político en la isla. Los responsables del Centro de Prensa Internacional convocaron a tres redactores, un fotógrafo y un cámara de televisión para comunicarles que se les retiraban las credenciales sin aclarar si la medida era temporal o definitiva ni los motivos exactos que les llevaron a tomar la decisión, adoptada tan solo mes y medio después de que se hiciera lo mismo al coordinador de redacción de la agencia española. La situación provocó una cascada de reacciones a nivel internacional tanto políticas como de organismos de defensa de la libertad de prensa y medios periodísticos.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores convocó este domingo al encargado de negocios de la embajada de Cuba en Madrid, máximo responsable de la legación ante la ausencia de embajador, para pedir explicaciones sobre esta medida, de la que no hay constancia de que haya sido adoptada en otra ocasión con una firma de noticias internacional. Además, la embajada de España en La Habana estuvo realizando gestiones con las autoridades cubanas para que los periodistas de EFE puedan continuar con su trabajo.

La Unión Europea solicitó «aclaraciones» por la «grave vulneración de la libertad de expresión». «Hemos visto la información. Lo estamos investigando y solicitando aclaraciones a las autoridades cubanas y estamos en contacto con EFE», indicó Nabila Massrali, portavoz del alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell. También la Federación Internacional de Periodistas condenó la medida y la consideró un «ataque inaceptable contra la libertad de información».

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) pidió la mediación del Gobierno de Pedro Sánchez para que Cuba «reconsidere» esta «clara vulneración de las normas internacionales en libertad de prensa».

«Es insuficiente»

«Es un atentado a la libertad de expresión e información y trata de impedir que los periodistas de EFE sigan informando de la situación en Cuba con la profesionalidad, rigor e imparcialidad con que viene trabajando desde siempre la agencia española», afirmó el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez. Reporteros sin Fronteras, por su parte, advirtió que vigilará de cerca la seguridad de los periodistas cubanos.

La presión internacional obligó a La Habana a respetar la libertad de prensa restituyendo las acreditaciones horas después de arrebatarlas, aunque solo a dos de los cinco periodistas -la redactora y el camarógrafo-. La presidenta de EFE, Gabriela Cañas, criticó que la decisión es «insuficiente» e insistió en que se devuelvan las credenciales a todos los periodistas de la agencia.

La resolución tuvo lugar en un momento delicado en Cuba, con la 'Marcha Cívica' convocada para este lunes por la oposición con el fin de reclamar un cambio político en la isla, que ha sido ilegalizada por el Gobierno, y cuando el país abrió este domingo sus fronteras al turismo. Cerca de 80 personalidades internacionales se solidarizaron en una carta encabezada por el premio nobel Mario Vargas Llosa, expresidentes, políticos, artistas y periodistas con el pueblo cubano «en su lucha por la libertad y la democracia».

Temas

Cuba