Una embarazada pasa revisión médica. Foto recurso.

Indignación en Brasil por la violación de un anestesista a una paciente durante un parto

El médico, ya detenido, administró a la mujer una mayor dosis de sedación para practicar una cesárea y se ocultó bajo una cortina para no ser visto por compañeros de quirófano

R.C.

Brasil y, en especial, la ciudad de Río de Janeiro están en shock tras conocer los vídeos grabados y difundidos por parte de las enfermeras del hospital de la Mujer Heloneida Studart donde se ve cómo un anestesista viola a una paciente sedada mientras se le realizaba una cesárea.

Las enfermeras, que ya sospechaban del anestesista por administrar una mayor cantidad de sedación a mujeres en otras operaciones, decidieron grabar el parto. Según el medio local 'Folha de Sao Paulo' y la televisión 'O Globo', en las imágetes se aprecia al anestesista bajarse el pantalón e introducir su pene en la boca de la paciente dormida hasta que eyacula. Para eliminar las pruebas, el anestesista le pasa una gasa por la boca y la arroja a un cubo de basura. La Policía se hizo con esa prueba horas después y evidenció los restos de semen, que han servido para identificar al violador.

El anestesista distrajo al resto de médicos presentes en el parto insistiendo en que el telón que cubre la parte superior del cuerpo de la mujer se pusiera cada vez más alto, de tal forma que los compañeros del anestesista no pudieran apreciar lo que ocurría detrás.

La Secretaría de Salud del estado de Río, una vez conocedora de la situación, llevó el caso ante la Policía y los agentes actuaron horas después con la detención del médico al que identificaron como Giovanni Quintella Bezerra. En su curriculum cuenta con una una especialización en anestesiología y una experiencia laboral previa de seis meses en varios hospitales de Río. La Secretaría de Salud, además, realizará una investigación paralela en el hospital para tomar las medidas necesarias.