Las alfombras afganas, una joya artesana en busca de la riqueza

Afganistán quiere superar los dramas de llevar 40 años encadenando una guerra con otra. Aunque el régimen talibán, no goce de muchas simpatías, el país asiático confía en que este periodo de paz permita que florezca la economía. El sector textil es la joya de la corona del país. Sus alfombras tienen fama internacional y son admiradas en todo el mundo. El proceso de elaboración es complejo y puede requerir de la colaboración de muchas personas. Pero el esfuerzo merece la pena. Solo con una alfombra vendida, una familia puede vivir todo un año. Esta es la situación de Afganistán. Una economía por los suelos, que sueña con despegar.

ATLAS ESPAÑA