Alemania teme atentados con armas biológicas

25/05/2020

Todos los estados pueden ser víctimas de ese tipo de ataques, afirman expertos en terrorismo.

La epidemia de coronavirus puede dar pie a un aumento del peligro de atentados con armas biológicas, han advertido expertos en terrorismo del Consejo Europeo, según revelan los diarios del grupo alemán Funke. El nuevo germen ha demostrado «cuan vulnerables son las sociedades modernas a las infecciones víricas y el potencial de intimidación que conllevan», señala un informa de la comisión del Consejo Europeo para la Lucha contra el Terrorismo, cuyos miembros consideran que los grupos extremistas no olvidarán la lección aprendida con la pandemia. Estos destacan en el documento que el uso de gérmenes nocivos u otras sustancias biológicas por extremistas podría ser «extremadamente efectivo» y sus efectos podrían causar daños considerablemente mayores que los atentados «tradicionales».

Atentados biológicos pueden paralizar sociedades largo tiempo, así como difundir el miedo y la desconfianza más allá de las comunidades afectadas. Tras recordar que algunos grupos extremistas han experimentado ya con el bioterrorismo, afirman que todos los estados pueden ser víctimas de ese tipo de ataques y que «el daño puede ser rápida y potencialmente global». Los expertos del Consejo de Europa exigen una rápida y coordinada respuesta de los estados europeos a esa amenaza y la creación urgente de un sistema de vigilancia para detectar casos sospechosos. Las fuerzas de seguridad alemanas no han registrado, sin embargo, hasta ahora indicios de preparativos de atentados con armas biológicas. Un portavoz de los servicios de inteligencia interiores alemanes señala en los diarios del grupo Funke que hasta ahora no han detectado «planes concretos o abstractos de acciones» o «ideas serias para actividades de bioterrorismo».

El ministro federal de Economía, Peter Altmaier, prepara nuevas ayudas para las pequeñas y medianas empresas con el fin de reducir los daños económicos por la epidemia de coronavirus. Empresas con hasta 259 empleados podrán recibir de junio a diciembre de este año ayudas de hasta 50.000 euros mensuales, según los planes del ministro, de los que se hace eco el rotativo Neue Osnabrücker Zeitung. Las solicitudes podrán ser presentadas por firmas de todos los sectores, así como por autónomos y profesionales libres. Su facturación debe haber remitido en abril y mayo al menos en un 60% . Podrán beneficiarse también empresas que ya han recibido otras subvenciones del estado o los estados federados. Altmaier cuenta con un gasto suplementario para cubrir esas ayudas de 25.000 millones de euros.

La epidemia de coronavirus está facilitando el registro de los llamado microterremotos por parte de los expertos en sismología. Las restricciones y confinamientos ordenados por las autoridades han hecho que las interferencias sonoras que provoca la actividad humana se vean apreciablemente reducidas, lo que ha facilitado los registros de los sismógrafos. «La reducción de los movimientos en la tierra ha sido claramente registrable en muchas estaciones sismológicas», según declaraciones de Joachim Ritter del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT), quien subrayó que las señales de los registros de terremotos se han podido reconocer mucho mejor que antes de la pandemia. «Espero que en algunas estaciones podamos apreciar señales que de otra manera no habríamos notado», destacó Ritter. Los investigadores cuentan con el registro de muchos más microterremotos, que consideran importantes para la predicción de los grandes temblores de la tierra. «Normalmente las señales de los sismos pequeños son ahogadas por ruidos más potentes», señaló el experto del KIT.

Los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn quieren introducir una aplicación para móviles inteligentes que advierta a su clientes de trenes llenos y saturados para evitar aglomeraciones y hacinamientos en los convoyes. La aplicación lanzará una advertencia a los clientes que esperan la llegada de un tren cuando la ocupación del mismo supere el 50%, revela el digital Spiegel Online.