Los aldeanos del pueblo húngaro de Vors contruyen cada año el belén navideño más grande del país

Los habitantes del pequeño pueblo húngaro de Vors están construyendo el belén navideño más grande del país en su iglesia barroca. Una larga tradición que sobrevivió incluso al régimen comunista. Han ensamblado una gran estructura de madera como base para hacer las colinas y los valles que conducen a la cueva de la natividad. Después han colocado las figuras en miniatura, el misterio, incluso una pequeña hoguera. "Es un esfuerzo de la comunidad y todos lo hacen con alegría y amor", destaca el alcalde de Vors, Tamas Deak, que corta ramas de coníferas para decorar el belén. Aunque los aldeanos usan el mismo marco principal, el belén es diferente cada año. Debido a la pandemia el año pasado no se permitieron visitas. Pero este año, se espera que vengan miles de personas. A pesar del aumento de la incidencia por COVID-19 actualmente no existen medidas de bloqueo en Hungría. El primer belén fue creado en 1948. Y ha ido creciendo cada año hasta su tamaño actual hace unos 20 años, de 60 metros cuadrados. Se trata de uno de los belenes interiores más grandes de Europa.

ATLAS ESPAÑA