Se agota el tiempo

ATLAS ESPAÑA

Se mantiene la tensión entre Rusia y Ucrania. Vladimir Putin espera paciente la respuesta de Estados Unidos a sus exigencias. Unas exigencias que Joe Biden lleva preparando todo el fin de semana. Pero, a su vez, acelera el envío de material militar a Ucrania. Estudia desplegar buques de guerra, avionesy enviar entre 1.000 y 5.000 soldados. Parece que Washington ve cada vez más claro que Rusia cruzará la línea roja. Anuncia la repatriación de las familias de sus diplomáticosy del personal no esencial de su Embajada en Ucrania. Por su parte, el Kremlin niega cualquier invasión. También las recientes acusaciones de Reino Unido. Asegura que Moscú busca instalar un gobierno títere en Kiev. Su presidente sería Yevhen Murayev,un conocido un líder prorruso. Él, no solo niega las afirmaciones, se burla directamente de ellas. Y no descarta emprender acciones legales.